Loading...

EL PODER DE LA CONCIENCIA Y LA RECEPTIVIDAD

Jorge Álvarez

5


Fragmento

Introducción


El libro que tienes en tus manos pretende sacarte de tu zona de comodidad, de tu zona, de resignación, de inactividad, de miedos, de prejuicios… Este libro te dará ese empujón que necesitas para alcanzar el éxito, para disfrutar de cada instante y sacarle el máximo provecho y rendimiento a tu vida.

¿Ves el suave aleteo de esa mariposa? ¿Ves su belleza? ¿Escuchas la hermosa melodía de los pájaros? Todo lo que debes aprender, todas las enseñanzas de los grandes maestros, budas, iluminados… está ahí, en ese plácido y suave aleteo de la mariposa y en esa hermosa sinfonía que emiten las aves. La mariposa vuela sin resistencia. Su vida es un continuo fluir, es una danza, un hermoso baile. En verdad no está volando, está creando en su vuelo hermosos versos; crea arte, es pura poesía, su existencia es realmente algo mágico. Así deberíamos vivir nosotros: “Sin crear resistencia.” Los pájaros cantan felices, emanan dicha desde lo más hondo de su ser. En nuestro caso es muy diferente. Los milagros tocan en nuestra puerta y no pueden entrar. Vivimos demasiado tensos, demasiado rígidos, demasiado duros como rocas. Debes ganar en conciencia, calmar tus pasos. Mientras otros corren, de un lado a otro… tú debes entender que la victoria es y siempre ha sido tuya. Está latiendo en tu pecho.

Recibe antes que nadie historias como ésta

Por fin, te darás cuenta de algo muy importante: ¡Ya eres feliz! Ahora sabes que no necesitas nada más para sentirte totalmente completo y dichoso. Te sentirás afortunado porque habrás ganado en sabiduría. No tendrás miedo a emprender cualquier proyecto, cualquier sueño, porque habrás entendido que el éxito está en la acción, en tu propia confianza, en tu fortaleza mental, física y espiritual. No aceptarás que nadie te desvalore. No aceptarás que te señalen para “cortar tus alas”. Te crecerás en las adversidades y sonreirás cuando encuentres obstáculos, piedras en el camino, porque serán verdaderos retos para ti. Habrás entendido que la vida es un hermoso regalo que se acaba y que, por lo tanto, entendemos que no tenemos tiempo para otra cosa que no sea sonreír, vivir intensamente cada segundo de nuestra existencia.

Mi deseo es que te actives. Muchas personas sueñan con un cambio, pero no dejan de soñar. Tienes que salir a buscar tus sueños, tienes que luchar para lograr esos cambios que quieres en tu vida… no te acomodes en el sofá creyendo que todo se resolverá de la nada. Tienes un tremendo potencial dentro de ti para conseguir todo lo que te propongas. Recuerda: “Si lo has soñado, puede hacerse.”

Aprovecho para ofrecer después de cada reflexión, un pensamiento que invite a meditar sobre diversos aspectos de la vida: el amor, la amistad, la actitud positiva, entre otras.

Ponte cómodo. Convierte tu lectura en una ceremonia. Busca un momento del día para sentarte a leer. Prepárate una taza de té, pon un poco de música relajante de fondo… Convierte lo ordinario en extraordinario, lo simple en algo excepcional.

Respira profundamente… Iniciemos nuestra charla.

JORGE ÁLVAREZ CAMACHO

1. Veneno


Todos vivimos en un continuo estado de tensión. Cualquier excusa es válida para alarmarnos y preocuparnos. Vivimos en un estado de nerviosismo, de alerta constante. Por ejemplo, ¿has visto lo agresivos que se ponen los conductores cuando manejan por la ciudad? Da la sensación de que esperan, cautelosamente, cualquier error tuyo o de otro para sacar del interior toda su rabia acumulada. Te tocarán el claxon, te harán gestos grotescos con las manos… y tus disculpas no servirán de nada. Les has dado una excusa para “vomitar” su rabia.

¿Qué ocurre cuando comes algo que está en mal estado? El cuerpo no lo tolera y tendrás que vomitarlo. Lo mismo ocurre con las energías bajas (rabia, rencor, celos, envidia…). Esas energías son puro veneno. Tu cuerpo no las tolera y tiene que buscar cualquier excusa para sacarlas. Si las mantuvieran en su interior, enfermarían. Por eso todo el mundo es tan irascible. Sin hacerles nada, se ofenden. ¿Sabes de lo que te hablo, verdad?

No pierdas tu tiempo en justificarte ni en pensar lo que quizá les hiciste para que se hayan ofendido tanto. Cuando su cuerpo no aguanta más, se obliga a vomitar y lo echarán encima de ti si tienen la oportunidad. Una persona no puede molestarse sola, se sentiría ridícula. Necesita un motivo y es entonces cuando apareces tú. No es nada personal. Sólo es un individuo “dormido” que necesita desahogarse con quien sea, como antídoto para no destruirse con su propio veneno. Veneno que sigue produciendo a cada momento con sus críticas, sus mentiras, sus rencores, sus envidias… Convertirte en una persona llena de amor es la clave para llevar una vida rica y saludable. Como decía Florence Scovel: “La ira altera la visión, envenena la sangre. Es la causa de enfermedades y de decisiones que conducen al desastre.”

El amor, la compasión, la bondad… son las llaves que te abrirán las puertas del paraíso.

DISCUTIR SÓLO ES POSIBLE
CON PERSONAS CON ALTOS
NIVELES DE CONCIENCIA.
SI NO ES ASÍ, LA DISCUSIÓN
SÓLO ES UNA EXCUSA PARA
INSULTAR CON ARGUMENTO.







2. ¿Qué es el éxito?


¿Qué es el éxito? Se habla mucho sobre el éxito, sobre triunfar. Hay millones de libros con la premisa: “Sea exitoso. Hágase rico ahora.” Si te fijas bien, se utiliza la palabra éxito haciendo referencia al dinero. Ahí queda el mensaje subliminal: “Si quieres triunfar en la vida, debes acumular mucha riqueza.” Puede que tengas un buen trabajo, una pareja maravillosa o unos hijos espléndidos, pero eso no importará. Si no eres rico te sentirás vacío, porque ese es el mensaje que te han hecho creer. Tu vida carecerá de sentido entonces. Tendrás siempre la sensación de que algo falla, de que algo te falta. Esa sensación de vacío es ocasionada por la inmensa cantidad de mensajes que has permitido que entren en ti de muchas maneras. Ya sea por televisión, radio, anuncios, etcétera. La publicidad consiste en hacerte sentir que tu vida, por sí sola, no es suficiente. Necesitas comprar los productos que te están mostrando. No puedes vivir sin ellos. La felicidad sólo puede ser posible estando rodeado de esos productos. ¿Qué imagen dan de las personas que tienen esos productos en los anuncios de televisión? Son personas que rebosan seguridad, autoestima, lucen sonrientes, felices y completamente satisfechas con la vida. El mensaje es claro: ellos son felices y tú no. Gana dinero e imítalos. Si quieres ser feliz… compra. Necesitas ese coche. Necesitas esa casa. ¿Ves el engaño? Por eso, aunque ya seas feliz, vives en la infelicidad. Eres feliz pero todavía no te has dado cuenta de ello. Te han vendido tan bien la imagen del éxito, te han manipulado tanto que, aunque quieras ser feliz ahora, no te imaginas cómo podrías serlo sin esa vida de lujo con la que tanto te han hecho soñar. Pregúntale a alguien: “¿Qué harías si ganaras cien millones?” Te responderían algo parecido a esto: “Me iría a una isla perdida con playas de aguas cristalinas, estaría acostado en un camastro tomando sol, bebiendo un martini y recibiendo un masaje relajante por un verdadero especialista.” Con ese concepto de felicidad, ¿cómo esperas ser feliz? Si comparas tus sueños con tu vida real te sentirás dolido. Si no cambias tu manera de pensar, si no te das cuenta de lo realmente valioso que eres y de lo mucho que ya tienes… llegarás a esa isla paradisíaca ¿Y qué pasará? Te volverás a sentir vacío. El problema no son las cosas que te faltan. El problema está en tu mente, en tu forma de entender la vida y apreciarla. Es bonito soñar y luchar por conseguir tus sueños, pero no debes olvidarte de lo mucho que ya tienes.

EL FRACASO ES AMIGO DEL ÉXITO. EL ÉXITO ENVÍA ANTES A SU AMIGO PARA CONOCER TU PERSEVERANCIA. NO TE RINDAS NUNCA.







3. Conciencia


¿Quieres ser feliz? ¿Quieres que la felicidad te abrace? Si la respuesta es afirmativa, debes comprometerte a asumir tu propia responsabilidad y dejar de culpar a los demás de tus contratiempos. Es muy fácil caer en la tentación de responsabilizar de todo a los demás. Es lo más sencillo y lo más cómodo. Si tienes, por ejemplo, un jefe que te grita, estarás triste y angustiado. Dirás, casi sin pensarlo, que tu jefe es el culpable de tu estado de inestabilidad. Es algo lógico. Si tu jefe no te gritara, no tendrías ningún problema, así que el culpable es él, sin duda.

El problema de tu angustia no es tu jefe. El problema es que no has aceptado esa situación. Cuando aceptes que tú no puedes cambiar a tu jefe y que tu felicidad no depende de él, actuarás desde la calma. Habrás ganado en comprensión. Él gritará y tu interior será un hermoso lago de aguas cristalinas, totalmente en calma. ¿Significa eso que debes aceptar que tu jefe te grite y que haga lo que quiera? Evidentemente no. Si tu jefe te ofende, habla con él o con su superior. Busca soluciones activamente. Transmite tu punto de vista con palabras adecuadas, sin violencia ni malos modos. Sé honesto pero firme. Claro pero contundente.

Cualquier cosa que hagan los demás, no inquietará de ninguna forma tu estado de armonía interior. Si te irritas, es porque tú así lo has decidido. No irritarte no significa sonreír y decir “Sí” a todo lo que te digan. La idea no es convertirte en un tonto. Hablo de ganar en conciencia. Si te gritan, buscarás la solución de manera activa, pero con tu interior en calma. Te gritan pero no te alteras y, entonces, podrás responder y actuar con sabiduría. Ahora sí es posible. En el exterior caen bombas y granadas, pero en tu interior estarán sonando los hermosos madrigales de Claudio Monteverdi.

No debes permitir maltrato de nadie. Busca la solución activamente. Con conciencia podrás encontrar el remedio, pero siempre con tu interior en calma. Si buscas con tu corazón lastimado, lo que encuentres no servirá de nada. Tu dolor no te dejará avanzar. Sé un hermoso templo. Gana en conciencia.

LA FELICIDAD NO ES LA AUSENCIA DE PROBLEMAS. LA FELICIDAD ES ENFRENTARTE A ELLOS CON CONCIENCIA. NO ACUMULARÁS QUEJAS, ACUMULARÁS SABIDURÍA.







4. Diamante


¿Sabías que el diamante tarda miles de años en hacerse y se crea en un ambiente totalmente adverso, en condiciones climatológicas muy duras? Se forma tras recibir una fuerte presión a más de ciento cuarenta kilómetros de profundidad. No sólo es una piedra de una belleza extraordinaria, además, es el componente más duro que conocemos. No hay nada más duro que el diamante.

Las demás piedras bajo presión, se destruyen. El diamante gana en belleza y en fuerza. ¿Captas el mensaje? Utiliza la presión que vives y sufres cada día en tu entorno para ser como un diamante. Donde otros se rinden, tú ganarás en belleza. Utilizas el ambiente hostil como tu escuela, la gente malintencionada como tus maestros y la presión como recurso para ganar en dureza y firmeza. Ser una persona dura no quiere decir que te conviertas en un ser insensible. Ser una persona dura implica que dejas de sufrir por la actitud negativa de los demás. Alguien te insulta y tu interior brillará, habrá paz, habrá comprensión. Dañarte ya no será tan fácil, de la misma forma que para arañar la superficie del diamante, se necesita un enorme trabajo y esfuerzo.

Todas las piedras quisieran ser un diamante, pero sin pasar por lo que el diamante ha pasado. De la misma forma, tú quieres ser feliz ya, ahora mismo, sin renunciar a nada, sin ningún tipo de esfuerzos ni cambios. Si tienes mal carácter, seguro no te planteas mejorarlo. La culpa es de los demás que no hacen las cosas como tú quieres. Dirás: “Si hicieran las cosas como les digo, no tendría que molestarme.” La culpa de tu infelicidad son los demás. Con ese pensamiento, no serás otra cosa que una simple piedra. Ser un diamante significa ser algo con mucho valor. Tú te quejas y te lamentas de tu entorno. El diamante utilizó ese ambiente discrepante para crecer y formarse como una joya de inigualable valor. No te quejes tanto de lo que te sucede cada día, no te lamentes de las circunstancias, no señales a los demás como los culpables de tus desgracias o contratiempos. Sé como un diamante: elegante, aprendiendo de cada situación, convirtiéndote en una hermosa joya... indestructible.

¿ESTÁS TRISTE? ¿TE HAS DADO CUENTA DE TODOS LOS MILAGROS QUE TE RODEAN? NINGÚN PROBLEMA DEBE HACERTE OLVIDAR LO AFORTUNADO QUE ERES.







5. La puerta de salida


Es muy importante elegir bien a las personas que caminarán contigo por el sendero de la vida. Si permites que a tu lado existan personas envidiosas, competitivas, celosas, mentirosas, etcétera, tarde o temprano tendrás problemas. No entenderás por qué todo parece salirte mal o por qué vives sumergido en una aplastante desgana. Debes saber que ese tipo de personas son consumidores profesionales de tu energía. Tan sólo por mantener una sencilla conversación pueden robarte hasta un noventa y cinco por ciento de tu vitalidad. Es algo realmente sorprendente. Intentarás subir una pequeña montaña y no entenderás por qué te cuesta tanto conseguirlo. Abre bien los ojos y te darás cuenta que tienes a varios de esos “amigos” afianzados a tus pies evitando que avances.

Cuida bien a quién ofreces tu amistad. Hoy en día elegir mal a un amigo puede ser una gran desgracia. Todavía más importante es elegir bien a tu pareja. Muchas personas comparten sus vidas con otras que las menosprecian. Sin duda, una decisión muy equivocada. El amor no debe ser un pozo de angustia y tristeza, sino un caudal de ayuda constante, de comprensión y alegría. Si no es así, ¿qué sentido tiene entonces?, ¿eliges una pareja para sufrir?

Todo esto está relacionado con tu autoestima. Si tú no te valoras, si no te quieres, si no te respetas, pasará que cuando una persona te menosprecie, tú lo aceptarás sin cuestionarlo, porque en el fondo sientes que tiene razón. Sientes que no vales nada, así que esa persona que te amarga la vida, tiene argumentos suficientes y veraces para ponerse furioso contigo. ¿Ves el círculo vicioso? No caigas en el autoengaño. Una persona con una autoestima sana no se permitiría tener una pareja o amigos manipuladores, mentirosos, envid ...