Loading...

Tomboy

Una chica ruda

Alfaguara Infantil, Febrero 2017

Una memoria sobre la amistad, la identidad, el género, el bullying, el crecimiento, el punk rock y el poder del outfit perfecto.

Empezar a leer

Comprar en:

Sinopsis

Tomboy. Una chica ruda acompaña a una galardonada artista y autora a través de los años de su infancia y adolescencia, y explora, con humor, honestidad e intensidad, lo que significa "ser una chica".

Su autora, Liz Prince, ha sido ilustradora para Adventure Time, Steven Universe y Regular Show.

Al crecer, Liz Prince no era una niña muy femenina que digamos, no se ponía tutús rosas ni jugaba a ser una dulce princesa como las demás

... leer más

Las reseñas de los lectores

  • megustaleer

    Crecer suele ser complicado, Tomboy

    4

    Tomboy es un cómic autobiográfico por Liz Prince, quien contribuye en las versiones cómic de Hora de Aventura, Un show más y Clarence? tiene sentido. En Tomboy podemos de ver de manera gráfica que ser diferente no es algo precisamente bien visto por esta sociedad occidental.

     

    Este libro llegó a mí cómo parte del programa de Penguin Random House Edición anticipada, digo, por si querían saber. Ok hablemos del texto.

    Liz Prince dibuja aquí como fue su infancia y juventud. Nunca se sintió cómoda cumpliendo con la convención social que implicar ser niña: el vestido, los moños, cabello largo, las princesas, hadas, y flores.  Además, creció viendo como las niñas podemos ser muy malas con los demás, el niño te golpea, pero las niñas dicen cosas muy hirientes conscientemente.

    Tuvo la fortuna de crecer con unos padres que no le impusieron una identidad de género definida y eso ayudó a que siguiera siendo lo que ella quería ser.

    El tema central de esta novela gráfica es la percepción que tiene la sociedad sobre las personas y la capacidad de replicar patrones que tienen los niños y luego jóvenes, a creerlos como un dogma. La metáfora que usan de las esponjas es perfecta en ese sentido.

    Una constante en el libro es el ser juzgado, es parte de la realidad a la que nos enfrentamos día con día. Nunca vas a ser perfecta de manera que puedas complacer a todo el mundo, lo único sano que puedes hacer es ser honesto contigo sobre quien eres, aunque sea confuso, al principio.

    El libro busca retratar los prejuicios que nos rodean como sociedad. Automáticamente la veían con su look punk/ lumberjack y asumían que era lesbiana. La sociedad tiene moldes muy definidos para lo que es femenino y masculino y salirse de ellos es lo que no parece tolerar, aunque debió ser muy cool ser grunge en los 90´s.

    Un punto interesante, que señala este libro es la carencia de personajes femeninos que pudieran inspirar. Sus héroes, mientras crecía eran Luke Skywalker, los Cazafantasmas, incluso Huckleberry Finn. A las chicas había que salvarlas, ¿Por qué querría alguien eso? Claramente no le tocó Mulan, como a mí.

    Últimamente la sociedad empieza a no discriminar tanto al diferente, en parte porque ahora el diferente chico niño nerd es dueño de una compañía multinacional que creó en internet codificando en sus tiempos libres o la chica que nada más no podía encajar en la escuela y ahora tiene un imperio de ropa en crecimiento.

    La moraleja del libro es ser honesto contigo mismo, apégate a lo que crees y no puedes estar mal por ello, si las cosas de momento van mal, eventualmente se compondrán.

    Es un libro de fácil lectura, con diálogos muy claros. Liz Prince captura la confusión y enojo de una manera que te permite empatizar con la Liz más joven, hasta llegar  a un punto donde recuerdas tus vivencias de esa época y te ríes de como terminaste lidiando con ello. La clase de libro que te gustaría leer cuando vas en secundaria, lo único que quieres hacer es escuchar a Nivana en tu discman en el recreo y que nadie te moleste.

    No busca ser de autoayuda, pero contribuye a que ratifiques las decisiones que has tomado en la vida.

  • megustaleer

    ¿Simple moda o mi derecho a defender el como vestir y actuar?

    3

    Existen múltiples estereotipos en la sociedad, etiquetas que podrían ayudarte a identificar a qué grupo correspondes o de cuál te debes cuidar.

    Doy gracias de ser mujer y haber nacido en México, mi país es tan rico y actualmente tan abierto de pensamiento que sin pretender pertenecer a un grupo puedes pertenecer a todos. La Ciudad de México es uno de esos lugares en los que por moda un día puedes vestirte de cholo, emo, hípster o fresa y eso no significa excluir, o ser mal visto. Bueno claro eso enfocándose a los mente abierta porque si hablo de su contraparte los conservadores ellos, sí podrían arruinar tu día con un comentario, pero eso es parte de la sociedad y todos vamos aprendiendo de poco a ser más tolerantes.

    ¿A qué voy con todo esto? Quiero hablarles un libro que habla sobre identidad y de un estilo de vida en particular, la vida Tomboy.

    Una chica tomboy, es aquella que tiene un estilo de vida más ?masculino? y que sale del estereotipo que mucha gente tiene sobre lo que debe hacer o no una mujer.

    Tomboy empezó a utilizarse para categorizar a los chicos especialmente rudos y masculinos allá por el 1550. Es a partir de este primer significado con el que se produce el salto semántico y comienza utilizarse con las niñas y las chicas que prefieren actividades, aspecto y actitud de chico.

    Y si, Tomboy no es algo ?actual? y como muestra tenemos la pintura de John George Brown de 1873 titulada ?The Tomboy?. En aquél tiempo se seguían las normas estandarizadas de género. ?Niños podían vestir pantalón con gorra y jugar fuera, niñas debían vestir falda y jugar dentro de la casa? y cómo es de esperar aquella que no seguía el código se adjudicaba la etiqueta.

    Es bastante claro y confuso que la vestimenta es el punto crucial de todo esto pero un punto importante es también la asociación de la vestimenta con las actividades, me refiero al lesbianismo. Y es aquí donde comienza nuestro tabú, Tomboy se convierte en un estereotipo, una etiqueta negativa, permitido durante la niñez no escolar, que es necesaria evitar cuando se llega a la juventud, momento en el que llega la represión y el castigo por parte del entorno, porque es en la juventud cuando llegan las relaciones sexuales, ?Si haces cosas de chico, eres lesbiana?.

    Pero qué pasa ahora, nuestro comportamiento humano nos hace clasificar todo, en cuanto algo se muestra como único o se transforma en un grupo también se convierte en una muestra de estudio y en este caso obtenemos:

    Girl Tomboy: viste como una chica, realiza actividades chico y se comporta como un chico. Un claro ejemplo de este tipo es el célebre personaje de cine y videojuegos, la arqueóloga Lara Croft de Tomb Rider, ¿notan ése juego de letras?.

    Girly Tomboy: viste como un chico, parece un chico y se comporta como una chica. Un ejemplo de este tipo podría ser Willow Smith en alguna de sus apariciones públicas.

    Boy Tomboy: viste como un chico, se comporta como un chico y realiza actividades de chico. Este tipo es el que generalmente recibe el nombre de Tomboy. Ejemplo podría ser la modelo sueca Erika Linder

    Neutral Tomboy: puede tener una estética casi andrógina, combinando prendas masculinas con las femeninas, teniendo comportamientos masculinos y femeninos y realizando actividades masculinas y femeninas. Un ejemplo puede ser la cantante Gwen Stefani.

    Pero ojo, NINGUNA TOMBOY ES UN HOMBRE Y NINGUNA CHICA QUE NO SEA TOMBOY ES INÚTIL, esto es cuestión de sentirse cómoda con uno mismo, y con lo que se usa (vestimenta, objetos deportivos o herramientas de trabajo).

    En la actualidad el fenómeno Tomboy pone de manifiesto que no están determinadas las fronteras entre lo masculino y lo femenino, no sólo por cuestiones de modas sino por el espectro en el que se desarrolla. En un entorno pansexual una chica Tomboy, puede resultar atractiva no sólo por su apariencia o comportamiento a las chicas lesbianas o a los chicos heterosexuales, sino también a los gays.

    Y aquí es cuando me doy cuenta que esto tendría que ser una reseña y no una proyección social así que vamos hablando del libro.

    SOBRE EL AUTOR
    El primer libro de Prince, ¿Aún me amarás si mojé la cama? Ganó una concesión de Ignatz para el principio destacado en 2005. En 2014 lanzó ?Alone Forever?, una colección de cómics cortos autobiográficos centrados en relaciones.

    Sus memorias gráficas, ?Tomboy? recibieron una revisión starred de ?Kirkus" y ganaron una medalla de oro en los premios independientes del libro del editor en 2015. Desde junio de 2015, ha sido la escritora de la adaptación del cómic de ?Clarence? con el arte de Evan Palmer.

     

    EN RESUMEN
    Tomboy es una memoria gráfica de Liz, ella comparte con sus lectores sus experiencias desde niña hasta sus 31 años, un libro enfocado al público juvenil que se encuentra en una de las etapas más difíciles? el autodescubrimiento.

    En este ejemplar se tocan temas fuertes que muchas veces varias personas dan por hecho, me refiero a temas personales: autoestima, identidad y sexualidad.

    Utiliza un lenguaje informal, en ocasiones la Liz en turno nos habla, mientras que la Liz del presente hace pequeñas intervenciones, hace uso de viñetas simples que enriquecen el contexto cronológico de su vida.

    Uno de los puntos débiles es el no proporcionar una separación, algunos lo encontrarán bien pero siento que se toma mucho tiempo para presentarnos capítulos de su vida donde claramente no se enriquece demasiado el título, en momentos se convierte en un libro de autoayuda y en otros en un simple anecdotario tomando el hecho de ser Tomboy como único gancho sensacionalista.

    Expresa los momentos difíciles de ser tomboy, lo que podría considerarse sus características y el sufrimiento del bullying que convierte a la mayoría, en chicas que saben valorar los sentimientos de otras personas.

     MI SUGERENCIA:
    El lector adulto podría encontrar una entrada para acercarse a una joven que no se siente completamente conectada con su entorno, es decir problemas sobre los roles de género o cambios en su pubertad.

    Es una buena opción para abrir diálogo entre hija y padres o por el contrario una forma de expresar a los padres el apoyo y comprensión que se necesitan cuando no se está cómodo con cierto tipo de conductas.

    Recomiendo su lectura en compañía de los padres para edades entre 6 a 9 y su lectura en solitario de 9 a 12.

     

  • megustaleer

    Una chica ruda, un mundo lleno de estereotipos.

    4

    Una sociedad llena de prejucios, en donde la gente ya no se siente como uno mismo, pero me complace decir que aún hay personas que saben como defender sus derechos y su actitud que los define, con la cual se sienten cómodos, aun siendo criticados.

    Y es que aveces cree que la mujer solamente debe vestirse con vestidos, usar maquillaje, etc. Pero es que acaso las chicas que a las que no gustan esas cosas, ¿seremos dicriminadas por un simple estereotipo?.

    Este libro primero que nada llamo demasiado mi atención por la portada que aunque tan simple refleja la personalidad aún sin saber de que va la historia. Creo que si eres chica y si lees este libro en verdad siento que te vas a sentir identificada con el aunque sea un poco, como tal fue mi caso, que me hizo recordar mi infancia, cuando yo prefería jugar carros con mi hermano o ayudar a mi papá a arreglar el carro, en vez de jugar con muñecas o ayudar en la cocina a mi mamá.

    En general el libro me ha encantado, y aunque al principio tuviera algunas objeciones, en cuanto que la chica desea con toda su alma convertirse en un niño, al final me ha quedado claro el mensaje. Y por fin he visto en un libro una mujer que no quiere ser salvada por un hombre, ella quiere ser la que salve al mundo.

    Ademas de que tiene unos personajes con quienes puedes convivir día con día, y unos dibujos tan chulos que te van a encantar. 

     

  • megustaleer

    Un libro genial

    5

    este libro al ser el primero que leo en esta web fue genial, sobre todo el relato de la autora me parecio muy allegado o familiarizado con el autor, espero poder ver alguno de sus libros de nuevo por aqui, ademas de que esta plataforma para poder leer esta genial aunque tuvo algunos problemas al principio.

    este libro al ser el primero que leo en esta web fue genial, sobre todo el relato de la autora me parecio muy allegado o familiarizado con el autor, espero poder ver alguno de sus libros de nuevo por aqui, ademas de que esta plataforma para poder leer esta genial aunque tuvo algunos problemas al principio.

    este libro al ser el primero que leo en esta web fue genial, sobre todo el relato de la autora me parecio muy allegado o familiarizado con el autor, espero poder ver alguno de sus libros de nuevo por aqui, ademas de que esta plataforma para poder leer esta genial aunque tuvo algunos problemas al principio.

    este libro al ser el primero que leo en esta web fue genial, sobre todo el relato de la autora me parecio muy allegado o familiarizado con el autor, espero poder ver alguno de sus libros de nuevo por aqui, ademas de que esta plataforma para poder leer esta genial aunque tuvo algunos problemas al principio.

    este libro al ser el primero que leo en esta web fue genial, sobre todo el relato de la autora me parecio muy allegado o familiarizado con el autor, espero poder ver alguno de sus libros de nuevo por aqui, ademas de que esta plataforma para poder leer esta genial aunque tuvo algunos problemas al principio.

    este libro al ser el primero que leo en esta web fue genial, sobre todo el relato de la autora me parecio muy allegado o familiarizado con el autor, espero poder ver alguno de sus libros de nuevo por aqui, ademas de que esta plataforma para poder leer esta genial aunque tuvo algunos problemas al principio.

    este libro al ser el primero que leo en esta web fue genial, sobre todo el relato de la autora me parecio muy allegado o familiarizado con el autor, espero poder ver alguno de sus libros de nuevo por aqui, ademas de que esta plataforma para poder leer esta genial aunque tuvo algunos problemas al principio.

    este libro al ser el primero que leo en esta web fue genial, sobre todo el relato de la autora me parecio muy allegado o familiarizado con el autor, espero poder ver alguno de sus libros de nuevo por aqui, ademas de que esta plataforma para poder leer esta genial aunque tuvo algunos problemas al principio.

    este libro al ser el primero que leo en esta web fue genial, sobre todo el relato de la autora me parecio muy allegado o familiarizado con el autor, espero poder ver alguno de sus libros de nuevo por aqui, ademas de que esta plataforma para poder leer esta genial aunque tuvo algunos problemas al principio.

    este libro al ser el primero que leo en esta web fue genial, sobre todo el relato de la autora me parecio muy allegado o familiarizado con el autor, espero poder ver alguno de sus libros de nuevo por aqui, ademas de que esta plataforma para poder leer esta genial aunque tuvo algunos problemas al principio.

    este libro al ser el primero que leo en esta web fue genial, sobre todo el relato de la autora me parecio muy allegado o familiarizado con el autor, espero poder ver alguno de sus libros de nuevo por aqui, ademas de que esta plataforma para poder leer esta genial aunque tuvo algunos problemas al principio.

  • megustaleer

    Rompiendo los estereotipos de género

    4

     Esta novela gráfica es una autobiografía de Liz Prince publicada en el año 2014 y recientemente traducida por la editorial Penguin Random House. Su autora es ilustradora desde los diecinueve años y ha publicado otras obras ?Will you still love me if I wet the bed? y ?Alone Forever? además de contribuir a adaptaciones de Adventure Time y Regular Show.

    Prince nos narra los problemas que surgieron en los primeros años de su vida por ser una ?marimacha?. Es una historia sumamente personal que incluye los pensamientos, deseos y temores de una mujer que no quería, o mejor dicho, no podía identificarse como tal.

    La manera en que Prince ha narrado estas memorias es sencilla y permite sentir una real empatía por el personaje, incluso si, como yo, no has pasado por este problema. Utiliza un lenguaje coloquial y tiene un ritmo increíblemente rápido (yo me lo he leído en dos horas), además de presentar situaciones que resultan divertidas y hacen de esta una lectura ligera a pesar de los complejos temas que retrata.

    Aunque la trama se desarrolla alrededor de las expectativas de género, no se limita a hablar solo de aquello que hacía y no estaba dentro de la normatividad. Va mucho más allá: nos expone el bullying motivado por la manera de vestir o el largo del cabello; la crisis de identidad propia de la adolescencia y los cambios anatómicos, fisiológicos y psicosociales que se viven dentro de esta; así como el despertar sexual y la crudeza del rechazo.

    Liz nos cuenta, a través de ilustraciones sencillas en blanco y negro, lo difícil que fue entender que el problema no se encontraba en ser mujer sino en lo que la sociedad esperaba de ella por su género. Nos revela el deseo que ella tenía de ser hombre porque consideraba inferiores a las mujeres: los hombres podían ser auténticos, lo que ellos desearan ser y serían aceptados, en cambio,  las mujeres solo podían ser femeninas y débiles.

    No le he dado las cinco estrellas porque la composición visual de esta novela gráfica no me ha convencido del todo. Me hubiese gustado que las ilustraciones tuvieran distintos planos y ángulos; en su mayoría tenían un plano general o medio y un ángulo medio. He de decir que, además, no me ha gustado la tipografía utilizada.

    En las primeras ilustraciones, nos encontramos con una Liz Prince de 4 años, llorando desconsoladamente y en compañía de sus padres, perplejos ante la actitud de la niña que se niega a ponerse un vestido. Primer acercamiento a la historia que despierta tu interés en el tema. Este es en definitiva un libro que cualquier persona podría entender y disfrutar si se quita los prejuicios de encima.

  • megustaleer

    Serie de anécdotas con gran mensaje

    4

    Debo reconocer que al principio fue una tortura leer esta novela gráfica que por cierto la obtuve en formato digital gracias a Edición Anticipada y por más dispositivos que utilice, navegadores y hasta el móvil, jamás logré ver las paginas completas y la segunda página (la de la derecha) siempre tuvo un faltante que muchas palabras las tuve que completar yo y si me estaba poniendo de muy mal humor (así que nunca mental, jamás volver a solicitar novelas gráficas en esta colaboración), debido a que también tardaba un poco en cargarme (algo que no me sucedió con Serafina y la Capa Negra), pero bueno, después que me hice la idea (luego de batallar un par de hrs), es que aunque a pesar de tener expresiones un poco (demasiado) coloquiales que supongo las utilizaron para continuar con la narración que es muy, muy informal. Es que fue una historia que disfruté, se me hizo entretenida, me hizo ver con otros ojos algunas situaciones y créanme cuando les digo que se lee súper rápido que cuando sentí ya había terminado sin siquiera notarlo.

     

    Después que la terminé es que me enteré que es autobiográfica lo que me parece le da un bonus al poder saber cómo trabaja o mejor dicho perciben las cosas que consideramos ?normales?.

     

    Creo que la novela es más apta para los adolescentes en busca de una identificación ?fuera? de los estándares que la sociedad ha marcado, aunque sabía que no sería algo en plan de autoayuda y que más bien me parece una recopilación de anécdotas que de alguna manera fueron marcando a Liz y que hay algunas historias que solo muestran un conflicto aislado que a pesar de ser cronológica, como que brincaba un poco. Y podemos ver ese bullying que muchos padecen por no encajar en la perfección? y llevar el rol que le corresponde conforme al cuerpo (genero) con el que nació. Nos demostró Liz que desde muy pequeña y que gracias a que sus padres no la limitaron, ella decidió tomar decisiones con las que se sentí feliz y cómoda.

     

    Me gustó que por el lenguaje tan informal (apoyándose obvio por lo gráficos), te puedes, no diré que identificar completamente, pero si comprender y quizá y hasta ponerte en algún momentos en sus zapatos, hace que sea una historia real, creíble y donde me atrevería a apostar qu a muchos les podría ayudar con respecto a que has lo que te dé la gana (mientras no afectas a los demás) y sé tú misma y no sigas a los demás como borregos solo para ser aceptada, dicen quién te quiera te va a aceptar tal y como eres ¿no? Así que sin duda ese mensaje es el más fuerte e importante de esta historia, lo que yo rescataría. Yo por ejemplo sufrí cierta discriminación por ser más grande que las demás desde el kínder o ya más grande por negarme a usar faldas, medias o zapatos de tacón y aunque no recibía burlas o bullying, si sabía que de alguna manera me veían (y me ven) como bicho raro).

     

    Y curiosamente, este lenguaje informal, es uno de los peros que le pongo a la vez, ya que siento que pierde un poco de credibilidad y pudiera parecer que el tema está tomado a la ligera y no con la importancia que debería? yo quiero suponer que algunas frases al final las ?adaptaron? al español y cambiaron algunas ideas o mejor dicho el contexto original.

     

    Conforma vamos recorriendo las anécdotas de Liz, vamos viendo su necesidad de ella adaptarse a la sociedad conforme va pasando el tiempo, pero siempre manteniéndose fiel a ella misma.

     

    En resumen:

    Tomboy (que por cierto, aunque marimacho parece ser la traducción correcta, odio ese término y que bueno que no tradujeron el titulo) es una lectura entretenida y que de alguna manera nos hace abrir los ojos, ideal para los adolescentes para que comprendan que no todos debemos ser como la sociedad quiere. Y nos demuestra Liz que si de por sí es difícil cumplir las expectativas que impone la sociedad sin ?ser diferente? quien se atreve a hacerlo, lo tiene más difícil, el chiste es aprender a lidiar con esto y ser honesto con uno mismo. Una lectura que se va como el agua y no te deja indiferente.

  • megustaleer

    y que pasa si no quiero usar vestido?

    5
  • megustaleer

    La mejor experiencia con una novela gráfica!!

    3

    Bueno antes que nada les comento que este este es un libro gráfico y es el primero que me leo, si nunca me he leído novelas gráficas pero este sin duda fue el que me ha gustado mucho y es que en el primer momento que lo vi no dude en leerlo; lo que me ha gustado es el personaje de Liz una niña que trata de descubrir varias sobre si misma y a eso me refiero en su forma de vestir sus gustos musicales y otras cosas que entrarían en el concepto el libro va de que ella trata de entenderse a si misma y el motivo de porque es diferente a las demás niñas y lo mas importante de esta novela es que toma temas que se vive en las etapas de la vida como por ejemplo: la niñez, la adolescencia, etc.. Bueno el caso de que sin duda esta novela representa todos estos temas del bullying y en como evitarlo el claro ejemplo es cuando Liz lo habla con el director de su institución y siento que esta novela seria un claro ejemplo de que no todas la niñas somos como la sociedad quiere que seamos y claramente Liz demuestra sus fortalezas en cada etapa y en cada momento ya que ha sido victima de muchas criticas acerca de la forma que se viste. Desde mi punto de vista es ideal para leerlo en cualquier etapa en la que estés y si eres adolescente o incluso un adulto tienes que leerlo, la historia y los dibujos son buenos eso si no me quejo, hay situaciones en las que te puedes sentir identificado o identificada y como he dicho la trama va super rápida, se lee muy rápido y en una sentada mas bien ni te darás cuenta cuando lo termines. Tuve mis personajes favoritos dentro de todos los amigos de Liz y unos cuantos que odie porque realmente la trataron muy mal. El concepto de chica ruda queda muy bien a la ambientación y a todos los factores que esta novela gráfica tiene, yo me la volvería a leer porque sin duda te hace reflexionar sobre los pequeños detalles de la personalidad de ti mismo y hace descubrir quien realmente somos y que es lo que queremos pero sentí que algunos temas no diré cuales quedaron quedaron algo flojos y que necesitaban tener un poco mas de profundidad en esta historia pero aun asi fue buena

  • megustaleer

    Crecer es difícil, enfrentar los roles de género lo es aún más.

    4

    Me divertí tanto como esperaba. La traducción estuvo muy bien; aunque sí se me hace raro leer expresiones como "tirarle la onda", "pácatelas", "de a de veras", "yo mera" o "está padre". Eso me hizo pensar mucho en qué dirá el original. Por ejemplo, al comienzo hay una viñeta con una canción infantil que dice "Boys, snips and snails and puppy dog"s tails. Girls, sugar and spice and everything nice", y en la versión en español lo tradujeron como "Los niños, juegan con cochecitos y trepan árboles. Las niñas, prefieren muñecas y juegos de té". Entiendo que no tiene mucho sentido traducir una rima infantil, pero hay partes donde me parece que pusieron chido y otras donde dejaron cool, que según google es la traducción de chido. Como sea, el punto era destacar que encontré muchas expresiones coloquiales que supongo eligieron para conservar el tono informal de la narración.


    El libro consta de 13 capítulos y un epílogo, se lee con muchísima facilidad y lleva un orden cronológico. Está narrado desde la perspectiva de Liz, de modo que vamos viendo los cambios en su forma de ver al mundo y a sí misma. Aunque hay momentos en los que interviene la Liz del presente, para hacer alguna aclaración del contexto.

    La narración es la usual en las autobiografías, a juzgar por mi experiencia. Sencillamente cuenta algunos episodios de su pasado, momentos que son relevantes para el tema y que no necesariamente están relacionados directamente. Es decir, hay capítulos en los que ocurrió algún cambio importante respecto a los anteriores y, para evitar extender la narración a esos cambios no relevantes para el tema central, éstos se explican rápidamente con alguna nota.


    Ahora, el objetivo del libro es mostrar esas situaciones a las que tuvo que enfrentarse a causa de su ¿masculinidad? ¿Marimachez?. Liz Prince se identificó como una tomboy desde muy temprana edad, rechazando todas esas "cosas de niñas"- tales como los vestidos y las muñecas- para irse al bando de los niños. Ésto es bastante obvio/literal durante la narración de su infancia, pero cambia un poco a medida que avanzamos en el tiempo.


    Me gustó mucho la forma en que trató los cambios de su pubertad, porque habla de ellos con naturalidad, a pesar de contar que estaba totalmente en contra de su femineidad. Después de todo, creo que a todas nos daba pena andar con nuestras toallas cuando éramos jóvenes. Y hasta yo tengo mi anécdota de pechos. Sólo por esta razón creo que lo recomendaría a los pubertitos, cuando viví mi pubertad no tuve a alguien que me hablara de esta manera sobre lo que le pasa al cuerpo; era un maestro quitando toda la carga sexual al tema, alguna plática en la que se suavizaban las cosas o una en la que pretendían asustarnos con las ETS. Por supuesto que nadie se molestó en hablarnos de los roles de género, y me alegra ver cada día más gente dispuesta a discutir el tema.


    En fin, lo que trato de decir es que no necesitas haber vivido una batalla contra tu género para sentirte identificado con la historia de Liz; yo nunca tuve un bully o me sentí diferente a las demás niñas, y no por eso dejé de comprender los problemas que esto le causó a ella. Se aprecia la sinceridad de la historia, cosa que me encanta encontrar en una autobiografía. Y sobre todo, no estuvo presente la típica idealización de su propia vida. No se pintó como una heroína o como una víctima de la sociedad, si no que habló de sus experiencias como una anécdota, más que como un ejemplo.


    Con todo, no estoy segura de cuál fue exactamente la lección detrás de las experiencias que cuenta Liz Prince. Tampoco se trata de un libro de auto ayuda, como para exigirle consejos, pero por el tema esperaba algo por el estilo. Creo que es una novela- gráfica- sobre aceptarse uno mismo como es, sin dejar que los moldes sociales gobiernen nuestras vidas. Y sobre lo feos que pueden llegar a ser los niños. Pero al final Tomboy me dejó la impresión de ser una colección de anécdotas, no la guía infantil/juvenil que vi que decían

    Dicho esto, he visto por ahí que hay niños a los que Tomboy ayudó. No se puede subestimar el impacto que puede tener en la vida de alguien la falta de un ejemplo a seguir; así que, si eres o conoces a un niño/adolescente/¿adulto? con problemas sobre roles de género, dale una oportunidad a este libro. Yo me divertí de todas formas. Mi parte favorita fue el baile escolar con el Payaso de rodeo de música de fondo, ojalá supiera qué pusieron en la versión en inglés.

  • megustaleer

    Un libro en el que encontraremos grandes lecciones sobre la identidad de género.

    4

Ficha técnica

  • Título: Tomboy
  • Autor (es): Liz Prince
  • Traductor:  
  • Sello: ALFAGUARA INFANTIL
  • Precio sin IVA: $ 249.00
  • Fecha publicación: 02/2017
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: TAPA BLANDA, PEGADO CON SOLAPA, 256
  • Medidas: 210 X 136 X 17 mm
  • ISBN: 9786073148924
  • EAN: 9786073148924
  • Temáticas: Cómic y novela gráfica, Consejos para niños y jóvenes, Ficción infantil y juvenil
  • Colección: Inf-albumes ilustrados
  • Edad recomendada: Juvenil

Otros usuarios también vieron ...

Martín Berasategui y David de Jorge

David De Jorge / Martín Berasategui / Javirroyo

El libro del cementerio

Neil Gaiman / P. Craig Russell

Coraline (novela gráfica)

Neil Gaiman / P. Craig Russell

Las aventuras de Wonder Woman en Super Heroe High (DC Super Hero Girls 1)

Lisa Yee