Loading...

CóMO DISFRUTAR DE LA VIDA Y EL TRABAJO

Dale Carnegie  

0


Fragmento

INTRODUCCIÓN
LA TAREA

I

Éste es un libro “práctico”. Se refiere a las tareas económicas que toda empresa debe cumplir con miras a un desempeño económico con resultados económicos. Intenta organizar estas tareas a fin de que los ejecutivos puedan cumplirlas con método, visión y comprensión, y con buenas posibilidades de éxito. Trata de desarrollar puntos de vista, conceptos y enfoques para determinar lo que hay que realizar y la forma de lograrlo.

Este libro se basa en experiencias prácticas recogidas durante muchos años como consultor de empresas de todo tipo y tamaño. Todo lo que se describe en él ha sido puesto en práctica y se utiliza actualmente con eficacia en empresas reales. En casi todas las páginas presenta ilustraciones y referencias de situaciones concretas observadas, en su mayor parte, en los Estados Unidos (simplemente a causa de que casi toda mi experiencia tuvo lugar allí); pero también las hay de Europa, Japón y América latina.1 Aunque este libro es más práctico que teórico, contiene una tesis. Sostiene que el desempeño económico es la función específica de la empresa comercial, constituyendo su contribución y la razón de su existencia. El trabajo está destinado a un desempeño económico con resultados. El trabajo, para producir resultados, debe ser planificado y realizado con dirección, método y propósito. Sin embargo, hasta ahora no existe una disciplina del desempeño económico, ni una organización de nuestros conocimientos, ni un análisis sistemático, ni un enfoque significativo. Hasta la distribución y clasificación de las tareas está por realizarse. Por lo tanto, aún falta la base para el desempeño significativo y sistemático de la tarea específica y de la función de la empresa comercial.

Hay muchas empresas florecientes y ejecutivos eficientes; pero también los hay que, cuando mucho, presentan resultados mediocres. En vano busca uno un análisis que exprese lo que hacen las empresas florecientes para obtener esos resultados. En ninguna parte se encuentra ni siquiera una descripción de las tareas económicas que atañen a una empresa, para no hablar de la forma de encararlas. Cada mañana, docenas de problemas llegan al escritorio de todo ejecutivo requiriendo su atención. Pero carece de una guía que le diga cuáles son importantes y cuáles puro alarde.

Este libro no pretende ser original ni profundo. Pero es, a mi juicio, el primer intento de un enfoque organizado de las tareas económicas del ejecutivo empresario y el primer paso hacia una disciplina del desempeño económico en la empresa comercial.

II

Este libro se divide en tres partes. La primera —y más extensa— hace hincapié en el análisis y la comprensión. El capítulo I se refiere a las “Realidades Empresarias”: la situación que con mayor facilidad se encontrará en cualquier empresa en un momento dado. Los tres capítulos siguientes (capítulos II, III y IV) desarrollan el análisis de las esferas de resultados de toda la empresa y las relacionan con los recursos y esfuerzos, por un lado, y con las oportunidades y expectativas, por el otro. El capítulo V esboza un análisis similar sobre la corriente y estructura de los costos, tanto de los negocios particulares como de los procesos económicos de los cuales forman parte.

Los capítulos VI y VII se refieren a la comprensión de una empresa desde “afuera” de donde se encuentran los resultados y los recursos. Estos capítulos preguntan: “¿Por qué nos pagan?” y “¿Con qué ganamos nuestra subsistencia?”. En el capítulo VIII se unifican todos los análisis en la comprensión de la empresa existente, sus características económicas fundamentales, su capacidad de desempeño, sus oportunidades y sus necesidades.

La segunda parte se concentra en las oportunidades y encauce de las decisiones. Trata las oportunidades y necesidades en cada una de las dimensiones económicas principales de la empresa: dando efectividad a los negocios actuales (cap. IX); al encuentro y verificación del potencial comercial (cap. X); construyendo hoy el futuro de la empresa (cap. XI).

La última parte —y la más breve— presenta la conversión del conocimiento y las decisiones en un desempeño significativo. Esto requiere que las decisiones clave se tomen teniendo en cuenta los fines y objetivos de la empresa, las ventajas que necesita y las prioridades en que se concentrará (capítulo XII). Necesita un número de elecciones estratégicas: qué oportunidades hay que perseguir y qué riesgos hay que asumir; cómo especializarse y cómo diversificarse; si hay que construir o adquirir y qué organización es mejor para la economía de la empresa y sus oportunidades (capítulo XIII). Finalmente, el capítulo XIV enfoca las decisiones empresarias para el funcionamiento de la estructura ejecutiva de la organización: en el trabajo, en las prácticas comerciales y en el espíritu de la organización sobre la gente.

La Conclusión proyecta al libro y su tesis hacia el ejecutivo particular y su misión, y especialmente hacia la misión de la dirección.

Toda primera tentativa de convertir el folclore en conocimiento y un juego de adivinanzas en una disciplina, es susceptible de ser erróneamente interpretada como un desprecio hacia la capacidad personal, que se reemplaza con un libro de reglas. Por supuesto, tal intento sería un disparate. Ningún libro transformará a un burro en un sabio, o a un incompetente en un genio. Sin embargo, el hecho de estar basado en un

Recibe antes que nadie historias como ésta