Loading...

CONTACTO CON LOS MUERTOS

Georgette Rivera  

0


Fragmento

Introducción

El contacto con seres desaparecidos es una de las experiencias más gratificantes que he tenido con mis pacientes, personalmente y a nivel profesional. Recuerdo que cuando era niña mi relación más pura con un ser fue con mi hermana Georginita, quien murió al nacer. Cuando mi madre regresó a casa, del hospital, le pregunté por ella y me dijo que se había ido al cielo. Desde ese día y hasta los diecinueve años me mantuve en contacto con ella a través de la oración diaria y, por mi deseo de verla, sentirla o encontrarla, finalmente pude hacer contacto con ella. Desde ese momento se dio un cambio muy especial, mi relación con ella fue total y absolutamente diferente; es decir, ya no deseé verla, ya no añoré estar con ella: me despreocupé al saber que esa niñita o, más bien, el espíritu de esa niñita descansaba en el lugar que le correspondía.

Comprendí que así como en la Tierra las personas pueden sentirse fuera de lugar por no encontrar su espacio —casa, colonia, ciudad, país o profesión— y no estar en paz hasta hallar ese lugar, lo mismo sucede con los seres que mueren y están descarnados. Ahora bien, cabe señalar que es importante la forma de morir, pues no es lo mismo morir por edad avanzada y tranquilo en una cama, que violentamente, en un accidente. Si la persona muere por enfermedad fulminante y deja asuntos pendientes, seguramente permanecerá en un plano, llamado por muchos, “astral” y será muy difícil que logre la paz. Para lograrla estos seres utilizan diferentes formas de comunicación. ¿Por qué? Porque necesitan dar un mensaje a quienes se quedan en este plano temporal. La comunicación busca subsanar aquellos asuntos que quedaron sin resolver. Si no tienen respuesta uti

Recibe antes que nadie historias como ésta