Loading...

EL KAMASUTRA DE LA INNOVACIóN

Jorge Cuevas  

0


Fragmento

INTRO

images

En el sexo, como en la innovación, se aprende practicando

images

LEE

Para practicar el Kamasutra de la sexualidad se requiere una flexibilidad física destacable; yo no puedo alcanzar ni la mitad de las posiciones.

La buena noticia es que en el Kamasutra de la innovación no necesitarás una gran flexibilidad física, sino mental, porque llegarás a soluciones que nunca te habías imaginado. Tu mente se puede estirar hasta convertirte en un atleta del pensamiento divergente y creativo.

En la primera parte del libro conocerás los principios básicos de la inteligencia innovadora: qué es, cómo se desarrolla, por qué es la capacidad más importante de nuestra era y cuáles son sus características.

En la segunda parte descubrirás las cuatro posiciones mentales que sirven para aumentar tu inteligencia innovadora, la de tu equipo, grupo o familia. Aprenderás a ver las cosas de manera diferente y a crear soluciones a tus retos de una forma que no habías imaginado.

Yo me frustro cuando quiero aprender algo fácil y rápido y parece que el autor conspira en mi contra al explicarme las cosas del modo más complicado posible; por eso mi chamba consiste en ofrecerte una lectura ágil, ligera y divertida, para que el conocimiento no te resulte tedioso ni difícil de digerir.

images

Pero hay un problema.

Si crees que con sólo leer los principios y las posiciones vas a aumentar tu inteligencia innovadora, estás reteequivocado, porque en cuanto cierres el libro empezarás a olvidarlo.

Después de tres días no recordarás ni el 10%… ¿Cuántos libros te han hecho vibrar y excitarte, pero después de unos meses ya no recuerdas ni su nombre?, ¿cuánta información ha pasado por tu mente sin haber generado un movimiento real?

¿Te gustaría probar algo diferente?

¿Por qué sólo leer, si puedes ir más lejos?

CONVERSA

La educación tradicional es receptiva, el libro y el maestro hablan, el alumno escucha y dice que sí a todo; bajo esta perspectiva, eres buen estudiante si memorizas y estás de acuerdo con el profe, pero la educación tradicional no se creó para formar innovadores sino para hacer una clase dócil, obediente y trabajadora, o sea, personas que ejecuten lo que se les pide sin causar inconvenientes.

images

Los innovadores suelen ser considerados rebeldes, locos o malos alumnos en el sistema “normal”.

La educación formal es capaz de hacer que un jaguar odie la carne.

—Beto Einstein1

Cada que leas un capítulo de este libro explícaselo a cualquier persona de tu círculo de amigos o de tu equipo. Explicar te ayudará a asimilar el conocimiento, porque quien aprende es el que da la clase, no quien la escucha.

Para aprender no basta con leer, ver o escuchar, también hay que conversar, conectar y crear; no te quedes con lo que dice un libro, confróntalo, cuestiónalo, ráyalo, táchalo, ponle de tu cosecha: ¡atrévete a ser un mal estudiante!

images

Paradójicamente, cuando en vez de sólo leer o escuchar explicas y conversas sobre el tema recuerdas hasta un 95%;2 además lo importante no es recordar o memorizar, más bien hay que hacer de la conversación un camino para estirar nuestra capacidad creativa. Este Kamasutra no busca ser un tratado de casos de éxito para que tu mente admire y aplauda de forma pasiva lo que otros han hecho; pretende ser un contralibro, un manifiesto que te incite a ti, a tu familia y a tu equipo a quitarse los grilletes y liberar la creatividad ante problemas, situaciones y proyectos reales.

La conversación será un elemento muy importante; porque ya verás que genera una inteligencia colectiva que te llevará a obtener mejores resultados en términos económicos y a tener una mejor experiencia profesional y personal.

APLICA

Cuando compré por primera vez un volumen del Kamasutra de la sexualidad no veía tres páginas cuando ya estaba ansioso por encontrar con quién practicar; eso mismo me gustaría que te sucediera, que siempre estés con ganas de cerrar este libro para aplicar lo aprendido y crear tus propias experiencias.

En el Kamasutra de la sexualidad requieres una pareja para practicar, mientras que en el Kamasutra de la innovación necesitas problemas, proyectos y situaciones en los que quieres hacer cambios.

¿Cuál es esa situación de tu vida personal

o de negocios en la que hoy necesitas ser más creativo

y generar resultados exponenciales?

He conocido a personas que creen que el pensamiento divergente o creativo sólo aplica para desarrollar tecnología, pero no siempre es así, claro que sirve muchísimo en ese tipo de proyectos, pero también aplica para cualquier situación en la que quieres transformar la realidad, ya sean negocios, familia, sexo, deportes, salud, en la cama, en la cocina, en el clóset o en la oficina.

Por eso, para practicar este libro puedes elegir problemas en los que estás estancado, que llevas mucho tiempo dándole vueltas a lo mismo; problemas en los que “siempre caes en los mismos errores”, porque si en alguna situación le estás poniendo muchos… esfuerzos y no hay resultados, seguramente algo está mal planteado y se necesita aplicar la inteligencia innovadora. Por ejemplo, piensa en un gerente comercial que no llega a sus cuotas y que todas las mañanas va con su equipo y les pide que le pongan más… esfuerzos, pero ya ampliaron el horario, le meten todo el corazón y el empeño que pueden, pero la cosa no cambia, entonces, ¿qué sucede?, pues que no es un tema de pura voluntad, hay que buscar opciones disruptas.

Ahora cambiemos de escenario. Una pareja se pelea, ¿te ha pasado?, en la reconciliación se prometen ponerle… todas las ganas del mundo, y las ponen, pero acaban peleando por lo mismo y entre más ganas le ponen más hijos tienen, pero la relación va peor; ¿sabes por qué?, porque no sólo es cuestión de ponerle ganas, sino de pensar diferente, de romper los moldes y de encontrar formas más creativas hasta para pelearse.

Cuando los… esfuerzos no son suficientes,

aplica la inteligencia innovadora

No necesariamente tienes que basar tu tema para innovar en un problema, también puedes elegir proyectos con los que quieres idear y construir futuro; por ejemplo: ¿cómo quieres que sea tu vida en cinco años?, ¿qué proyecto podrías hacer con tu pareja o amigos?, ¿qué nuevos y sorprendentes productos podrías desarrollar?, ¿qué mercados podrías descubrir?

Ya sea que quieras un proyecto personal o grupal, una situación del presente o del futuro, si quieres que te sirva el Kamasutra de la innovación hay que decidir ya.

Recibe antes que nadie historias como ésta