Loading...

EL KAMASUTRA DE LA INNOVACIóN

Jorge Cuevas  

0


Fragmento

INTRO

images

En el sexo, como en la innovación, se aprende practicando

images

LEE

Para practicar el Kamasutra de la sexualidad se requiere una flexibilidad física destacable; yo no puedo alcanzar ni la mitad de las posiciones.

La buena noticia es que en el Kamasutra de la innovación no necesitarás una gran flexibilidad física, sino mental, porque llegarás a soluciones que nunca te habías imaginado. Tu mente se puede estirar hasta convertirte en un atleta del pensamiento divergente y creativo.

En la primera parte del libro conocerás los principios básicos de la inteligencia innovadora: qué es, cómo se desarrolla, por qué es la capacidad más importante de nuestra era y cuáles son sus características.

En la segunda parte descubrirás las cuatro posiciones mentales que sirven para aumentar tu inteligencia innovadora, la de tu equipo, grupo o familia. Aprenderás a ver las cosas de manera diferente y a crear soluciones a tus retos de una forma que no habías imaginado.

Recibe antes que nadie historias como ésta

Yo me frustro cuando quiero aprender algo fácil y rápido y parece que el autor conspira en mi contra al explicarme las cosas del modo más complicado posible; por eso mi chamba consiste en ofrecerte una lectura ágil, ligera y divertida, para que el conocimiento no te resulte tedioso ni difícil de digerir.

images

Pero hay un problema.

Si crees que con sólo leer los principios y las posiciones vas a aumentar tu inteligencia innovadora, estás reteequivocado, porque en cuanto cierres el libro empezarás a olvidarlo.

Después de tres días no recordarás ni el 10%… ¿Cuántos libros te han hecho vibrar y excitarte, pero después de unos meses ya no recuerdas ni su nombre?, ¿cuánta información ha pasado por tu mente sin haber generado un movimiento real?

¿Te gustaría probar algo diferente?

¿Por qué sólo leer, si puedes ir más lejos?

CONVERSA

La educación tradicional es receptiva, el libro y el maestro hablan, el alumno escucha y dice que sí a todo; bajo esta perspectiva, eres buen estudiante si memorizas y estás de acuerdo con el profe, pero la educación tradicional no se creó para formar innovadores sino para hacer una clase dócil, obediente y trabajadora, o sea, personas que ejecuten lo que se les pide sin causar inconvenientes.

images

Los innovadores suelen ser considerados rebeldes, locos o malos alumnos en el sistema “normal”.

La educación formal es capaz de hacer que un jaguar odie la carne.

—Beto Einstein1

Cada que leas un capítulo de este libro explícaselo a cualquier persona de tu círculo de amigos o de tu equipo. Explicar te ayudará a asimilar el conocimiento, porque quien aprende es el que da la clase, no quien la escucha.

Para aprender no basta con leer, ver o escuchar, también hay que conversar, conectar y crear; no te quedes con lo que dice un libro, confróntalo, cuestiónalo, ráyalo, táchalo, ponle de tu cosecha: ¡atrévete a ser un mal estudiante!

images

Paradójicamente, cuando en vez de sólo leer o escuchar explicas y conversas sobre el tema recuerdas hasta un 95%;2 además lo importante no es recordar o memorizar, más bien hay que hacer de la conversación un camino para estirar nuestra capacidad creativa. Este Kamasutra no busca ser un tratado de casos de éxito para que tu mente admire y aplauda de forma pasiva lo que otros han hecho; pretende ser un contralibro, un manifiesto que te incite a ti, a tu familia y a tu equipo a quitarse los grilletes y liberar la creatividad ante problemas, situaciones y proyectos reales.

La conversación será un elemento muy importante; porque ya verás que genera una inteligencia colectiva que te llevará a obtener mejores resultados en términos económicos y a tener una mejor experiencia profesional y personal.

APLICA

Cuando compré por primera vez un volumen del Kamasutra de la sexualidad no veía tres páginas cuando ya estaba ansioso por encontrar con quién practicar; eso mismo me gustaría que te sucediera, que siempre estés con ganas de cerrar este libro para aplicar lo aprendido y crear tus propias experiencias.

En el Kamasutra de la sexualidad requieres una pareja para practicar, mientras que en el Kamasutra de la innovación necesitas problemas, proyectos y situaciones en los que quieres hacer cambios.

¿Cuál es esa situación de tu vida personal

o de negocios en la que hoy necesitas ser más creativo

y generar resultados exponenciales?

He conocido a personas que creen que el pensamiento divergente o creativo sólo aplica para desarrollar tecnología, pero no siempre es así, claro que sirve muchísimo en ese tipo de proyectos, pero también aplica para cualquier situación en la que quieres transformar la realidad, ya sean negocios, familia, sexo, deportes, salud, en la cama, en la cocina, en el clóset o en la oficina.

Por eso, para practicar este libro puedes elegir problemas en los que estás estancado, que llevas mucho tiempo dándole vueltas a lo mismo; problemas en los que “siempre caes en los mismos errores”, porque si en alguna situación le estás poniendo muchos… esfuerzos y no hay resultados, seguramente algo está mal planteado y se necesita aplicar la inteligencia innovadora. Por ejemplo, piensa en un gerente comercial que no llega a sus cuotas y que todas las mañanas va con su equipo y les pide que le pongan más… esfuerzos, pero ya ampliaron el horario, le meten todo el corazón y el empeño que pueden, pero la cosa no cambia, entonces, ¿qué sucede?, pues que no es un tema de pura voluntad, hay que buscar opciones disruptas.

Ahora cambiemos de escenario. Una pareja se pelea, ¿te ha pasado?, en la reconciliación se prometen ponerle… todas las ganas del mundo, y las ponen, pero acaban peleando por lo mismo y entre más ganas le ponen más hijos tienen, pero la relación va peor; ¿sabes por qué?, porque no sólo es cuestión de ponerle ganas, sino de pensar diferente, de romper los moldes y de encontrar formas más creativas hasta para pelearse.

Cuando los… esfuerzos no son suficientes,

aplica la inteligencia innovadora

No necesariamente tienes que basar tu tema para innovar en un problema, también puedes elegir proyectos con los que quieres idear y construir futuro; por ejemplo: ¿cómo quieres que sea tu vida en cinco años?, ¿qué proyecto podrías hacer con tu pareja o amigos?, ¿qué nuevos y sorprendentes productos podrías desarrollar?, ¿qué mercados podrías descubrir?

Ya sea que quieras un proyecto personal o grupal, una situación del presente o del futuro, si quieres que te sirva el Kamasutra de la innovación hay que decidir ya.

images

No se aprende innovación en la teoría, la mejor forma de aprender a innovar es haciendo proyectos.

images

Si no lo tienes aún claro, te comparto algunos ejemplos de respuesta:

LA PREGUNTA♦ ¿Cuál es la situación en tu vida personal o profesional en la que hoy quieres innovar?
   Piensa en esta situación como un proyecto, ¿qué título le pondrías? VIDA ♦ Tengo un estilo de vida Godínez-sedentario-aburrido y me gustaría reinventarme. Yo le pondría por título a mi proyecto: “Más que una vida exitosa, quiero una vida excitante”. NEGOCIOS♦ Mi empresa es muy exitosa, pero vive de un mercado que tiende a desaparecer. Mi proyecto será crear un nuevo negocio que sí armonice con las tendencias. Mi título: “Start Up del futuro”. PAREJA ♦ Nuestra relación se centró en los hijos, pero ya se fueron. Nuestro proyecto es: “Sexo reloaded”, la vida empieza cuando pagas la hipoteca y los hijos se van.

Si en el camino sientes que la situación que elegiste ya no es importante o perdió vigencia, se vale regresarte y replantear.

¿Y ESPECÍFICAMENTE CÓMO LO APLICO?

Cada capítulo tendrá preguntas para contestar sobre tu proyecto o situación, algunas vendrán encerradas en círculos y otras en rectángulos.

images

Estas preguntas que encontrarás a lo largo del libro condensan la forma de aplicar el Kamasutra de la innovación a tu vida personal o profesional, porque detrás de cada una de ellas hay herramientas, técnicas y ejercicios que estimularán tu mente para descubrir perspectivas y caminos aún no construidos, “impensados” tal vez.

He ajustado y enriquecido estas preguntas probándolas durante cinco años con más de 4 000 personas, hasta crear un modelo muy completo, fácil de usar, que lleva a personas y empresas a innovar en problemas, productos, servicios y proyectos. Con este modelo, llamado inteligencia innovadora, me ha tocado acompañar a empresas pequeñas, medianas y transnacionales a lograr casos de éxito en la industria alimenticia, inmobiliaria y de tecnología de información.

La aportación de este Kamasutra es que te ayudará a comprender y aplicar ese conocimiento en tu vida personal y profesional de forma menos teórica, más práctica y divertida, porque, paradójicamente, si quieres innovar en serio, no debes ser tan serio.

Detrás de las preguntas encerradas en círculos están los principios básicos de la inteligencia innovadora, los conceptos de la primera parte del libro, que sirven para dimensionar y plantear tu proyecto lo mejor posible.

images

Detrás de las preguntas encerradas en rectángulos están las cuatro posiciones mentales, que aparecen en la segunda parte del libro; estas preguntas provocarán que estires tu mente hasta encontrar soluciones que no habías imaginado.

Después de cada pregunta hay un espacio para que hagas tus notas, dibujos y rayones:

images

Cada pregunta tiene también ejemplos de respuestas:

images

Estos ejemplos se pueden aplicar a temas personales, de negocio o de pareja, para que tengas una idea más clara de lo que se te está planteando.

Detrás de cada pregunta hay conocimientos y técnicas de innovación que sinteticé, para tú hagas lo más importante: ¡Aplicar!

images

El Kamasutra de la sexualidad fue hecho para que los amantes lo experimenten, ¿verdad? Un doctor en sexualidad, por el hecho de ostentar un grado, no tiene ninguna garantía de vivir con más niveles de satisfacción y felicidad su vida erótica, lo importante será cómo conecte sus conocimientos con la práctica; igual que para aprender a nadar uno no tiene que inscribirse a una maestría de natación, sino lanzarse a la alberca, y para cocinar no hay que aprenderse cientos de recetas sino meterse a la cocina a experimentar.

Hoy en día, cuando un alumno termina una licenciatura es un almacén de información que ha caducado porque no se lanzó a tiempo a la alberca del mercado.

Para aprender uno tiene que experimentar mucho, fracasar mucho, intentar mucho, abrirse mucho, arriesgarse mucho y al mismo tiempo conversar sobre esos éxitos y fracasos para que la capacidad de innovar se vaya ensanchando; por eso la propuesta de este Kamasutra para transformarte en un innovador es:

LEER:

Para ampliar tu conocimiento.

images

CONVERSAR:

Para asimilar y transformar ese conocimiento.

images

APLICAR:

Para experimentarlo y aumentar tu inteligencia innovadora.

images

Bueno pues ya, ¿no?… Mira, tienes una guía práctica, un proyecto y ganas de revolucionar tu idea. Es momento de comenzar.

Mi deseo es que puedas sorprender a los demás pero sobre todo que te sorprendas de ti con todo lo que puedes crear.

Orgasmos cordiales

images

images @ElBuscalocos

images jorge@elbuscalocos.com

1 Citado por el investigador, músico y compositor uruguayo Guillermo Lamolle.

2 Aprendemos 10% de lo que leemos, 20% de lo que escuchamos, 70% de lo que discutimos con otros y 95% de lo que enseñamos (William Glasser, Value Awareness Workshop).

UN GUÍA VIRTUAL

images

Cómo sacarle más provecho al Kamasutra

En 2010, la primera forma en la que apliqué las preguntas de la inteligencia innovadora fue con un juego de cartas tipo “juego de mesa” que inventé y desarrollé junto con mi equipo;1 ese juego nos ayudó a hacer muy fácil “aprender a innovar” en equipos y personas.

images

Para darte un ejemplo de los efectos generados al responder a estas preguntas te comparto los resultados que arrojó el piloto que hicimos con la versión más reciente de la herramienta con ejecutivos de nivel medio y alto de una transnacional instalada en México que aplicaron estos cuestionamientos a situaciones y proyectos reales:

images El 76% consideró que al aplicar estas preguntas hizo un cambio considerable de perspectiva en cuanto a su situación, y 16% dijo que cambió “radicalmente” la forma en que veía las cosas.

images El 48% encontró soluciones diferentes a las que había pensado, y 38% dijo que decidió hacer cosas totalmente diferentes a las que tenía contempladas antes de aplicar las preguntas.2

Toda la experiencia y las satisfacciones que este modelo junto con su juego nos ha dado en los últimos años están contenidas en el Kamasutra de la innovación, sólo que de una manera más sabrosa, jocosa y práctica, para que la pases a toda madre y la puedas aplicar de inmediato.

Y como han sido tan gratificantes los resultados que hemos tenido, pues también lo convertimos en una aplicación llamada Tu Coach para Innovar.

Esta herramienta digital es un coach virtual que puede facilitarte el camino y enriquecer mucho tu experiencia de lectura:

1)Puedes usar la app para volver aplicar las posiciones mentales del Kamasutra de la innovación a tus retos personales o de grupo cada que quieras.

2)Y también puedes empezar desde este momento a utilizarla, porque al integrar tecnología a la lectura harás que tu vivencia del Kamasutra de la innovación sea más divertida, útil y completa.

images

Algunos beneficios que puedes obtener con tu coach virtual son:

imagesIntegrar la inteligencia innovadora a tu día a día.

imagesIncorporar a tu equipo a esta aventura.

imagesContar con un coach de bolsillo, disponible todo el tiempo, que te provocará para que pienses fuera de la caja.

imagesVolver a aplicar las preguntas del Kamasutra de la innovación a tus proyectos sin tener que releer el texto, cada que lo necesites.

Si quieres saber cómo vivir esta experiencia interactiva consulta www.inteligenciainnovadora.com.

Hicimos el juego, el libro y la app con el propósito de que esta información no se quede en las nubes, porque la pregunta que nos guió y nos sigue guiando es:

¿Cómo carajos le hacemos para que esto sea útil, sorprendentemente útil y no se quede en más atascamiento de información?

LA INTRO EN SÍNTESIS

imagesEl Kamasutra de la innovación es un libro que te guía para que aumentes tu inteligencia innovadora.

imagesLa forma de aprovecharlo es:

1)Leer un capítulo.

2)Conversar ese capítulo.

3)Aplicar ese mismo capítulo a tu proyecto o situación a través de las preguntas.

imagesLas siguientes ocasiones no necesitarás volver a leer todo, sólo aplicar.

imagesLa primera parte son los principios básicos de la inteligencia innovadora (eso que te aumenta al aplicar el Kamasutra de la innovación).

imagesLa segunda parte son las cuatro posiciones mentales para transformar tu mundo.

imagesEl libro está basado en un modelo que hemos probado durante más de cuatro años.

imagesLa app Tu Coach para Innovar es un guía virtual que, si tú lo deseas, enriquecerá tu experiencia de lectura y te ayudará a seguir practicando, solo o con tu equipo, familia o comunidad.

1 Lo desarrollé en LQ, que es el centro de innovación donde incubamos ideas para crear experiencias de aprendizaje que sí funcionen.

2 Esta investigación fue realizada por Fernando Ramírez, socio fundador de LQ.

Primera parte

images

LA INTELIGENCIA INNOVADORA

Lo que aumenta cuando practicas
el Kamasutra de la innovación

 

LA OLA

images

A diferencia del sexo, en la innovación no es bueno revolcarse

images

¿Para qué aumentar la inteligencia innovadora?, ¿por qué tanto brete en que uno sea creativo y divergente?, ¿es una moda?, ¿una campaña para vender libros y tecnología?, ¿una cantaleta con la que las empresas joroban a sus colaboradores?, ¿o de veritas sí es necesario?

Desde mi punto de vista, la inteligencia innovadora es la capacidad más importante de nuestra era y marca la diferencia entre estar fritos o en los niveles más altos de bienestar.

Mira, la historia de la humanidad es la historia de la innovación: la agricultura fue una innovación, y la moneda, el papel, la pólvora, los barcos, los trenes, la imprenta, la fotografía, y si levantas la vista observarás que todo lo que te rodea también; la innovación no es un concepto nuevo, los seres humanos nos hemos dedicado a transformar la realidad por 150 000 años, entonces, tal vez me podrías preguntar: ¿por qué hoy en día ha cobrado más importancia que las personas seamos creativas si la innovación no es algo nuevo? Yo te diría que lo nuevo en nuestra era no es que haya innovación o no, sino la frecuencia y velocidad con que sucede.

La rapidez con que sale una innovación tras otra va en archirrequeterrecontrachinga, y cada cambio va generando nuevos cambios exponenciales que afectan la forma de vida de quienes habitamos este planeta. Antes las costumbres de la sociedad tardaban décadas y hasta siglos en transformarse, y ahora los que tenemos alrededor de 40 años hemos visto más cambios que cinco generaciones enteras de la Edad Media. Pa’ muestra un botón (y me ofrezco de botón): a mí me ha tocado comunicarme por carta, fax, teléfono, bíper, correo electrónico, celular, Messenger, MySpace, Skype, Facebook, Twitter, WhatsApp, y probablemente en los próximos años me toque comunicarme de cerebro a cerebro.

Cuando estaba en la secundaria mi jefe —papá—, que es muy tecnológico, tenía una “riuma”, así le llamábamos a un Datsun viejito en el que nos llevaba a la playa haciendo un mínimo de ocho horas de recorrido, y eso si no se le descomponía en el camino, porque “la riuma” era el carro más viejo de todos los papás que yo conocía, pero, en contraste, mi jefe compró una PC en 1990, cosa que en la secundaria federal donde estudié se consideraba casi como un artefacto del diablo. Mis amigos iban a la casa a deslumbrarse con lo que se podía hacer en esa pantalla negra con letras verdes del sistema operativo MS-DOS y los maestros nos prohibían entregar las tareas hechas en impresora de puntos. Veíamos un floppy disc de 3 ½ pulgadas, al que le cabe menos información que la que hay en cualquier aplicación de tu móvil, como algo tan grandioso como cualquier nave de la Guerra de las Galaxias. Ahora imagínate cómo fue para mi abuela, que trabajó con la clave morse en Telégrafos de México, cuando la invité a navegar por primera vez en internet.

Lo que te quiero decir es que me ha tocado vivir los más recientes 38 añitos en los que el mundo ha tenido más cambios que en los anteriores 149 722 de la historia de la humanidad. ¿Qué innovaciones no hemos visto tú y yo, no crees?:

•La comunicación digital, un atasque de información a nuestro alcance.

•Los mayores descubrimientos sobre neurociencias en toda la historia, con la llegada de las tomografías cerebrales.

•Avances impresionantes en medicina.

•Aumento de la esperanza de vida en muchos países.

•Al mismo tiempo, enfermedades creadas por la misma innovación.

•Armas biológicas.

•Y desarrollo de alimentos que, como la innovación va más rápido que la evolución, nuestro cuerpo no está preparado para asimilar.

Así, hoy en día en mi país, México, en lo vertical, hay chavos mucho más altos que en las generaciones anteriores; pero inorgullosamente, en lo horizontal también hemos crecido, ganamos el primer lugar en obesidad infantil y el segundo en adultos en el campeonato de 2013.

Para bien y para mal, la frecuencia de innovación va tan rápido como un adolescente en su primera vez.

¿Bueno o malo?, depende de la percepción de cada uno. Seguido me encuentro con personas que dicen: “Antes eran mejores tiempos”; aunque los egipcios, los griegos, los romanos y las personas de todos los tiempos siempre han dicho lo mismo: “Ojalá nos hubiera tocado vivir en otra época”. ¿Tú qué opinas?, ¿en qué época te hubiera gustado vivir? ¿En la Antigüedad?, ¿te hubiera gustado ser emperador, faraón o guerrero?, ¿en la Edad Media?, ¿te hubiera gustado ser un rey, un conde, un cruzado o un brujo quemado en hoguera?, ¿en el Renacimiento?, ¿la peste?, ¿la Revolución industrial?, ¿las guerras mundiales?, ¿qué rol te hubiera gustado?, ¿un empresario, un señor feudal, un esclavo o un obrero que trabajaba dieciocho horas por nada?, ¿una reina, una científica o una mujer sin derecho a votar y opinar?

Con sus avances y horrores, hay muchas épocas que a mí me fascinan, incluyendo la nuestra, pero sobre todo pienso que desear vivir en otro tiempo nos hace nostálgicos y amargados, prefiero preguntarme “¿qué podemos hacer con lo que hay?”, por lo menos de aquí a que alguien invente la máquina del tiempo.

No se trata de decir que todo lo innovador sea bueno, los todo y los nada son para fanáticos. Cada era tiene sus luces y sombras, sus avances, retrocesos y características propias. La pregunta para mí es:

¿Qué opciones tenemos ante las circunstancias
que nos toca enfrentar?

En el año 1500 el cambio era tan fuerte y rápido como una ola en un chapoteadero, y hoy la velocidad del cambio es marca tsunami o cuando menos playa para surfistas, entonces ¿qué tipo de nadadores necesitamos ser para no morir revolcados en la era más acelerada de la historia?, porque nuestros tiempos ya no sólo requieren personas que se adapten al cambio, eso estaba bien para los años ochenta; hoy para encontrar altos niveles de éxito y bienestar necesitas ser aficionado al cambio, que no sólo no te le resistas, sino que seas tú quien lo propicie.

En la época feudal poseer tierra era lo más importante, durante la Revolución industrial todo se trataba de producir más, pero en nuestra era el diferenciador máximo es la inteligencia innovadora.

Cuando me refiero a inteligencia innovadora hablo de la capacidad para explorar, romper reglas, crear opciones y transformar mundos, hablo del pensamiento divergente y creativo enfocado en crear lo nuevo.

La inteligencia innovadora es esa capacidad de personas, equipos
y sociedades de impulsar cambios que generen éxito y bienestar.

Personas o equipos sin inteligencia innovadora ¡están revolcados!

En este caso el mundo de la innovación no se parece al sexo, al contrario, en la sexualidad lo más rico es revolcarse, pero en innovación los revolcados son personas que padecen frigidez innovativa, o sea que no disfrutan los cambios, que se quedaron atrapados en el pasado, o que los arrolló un cambio de paradigma o el tsunami de algún mercado.

Por eso ante los tiempos más rápidos de la historia de la humanidad tú, yo y nuestros equipos tenemos de tres sopas: ser revolcados, surfistas o creadores de olas.

images

En lo personal, ¿en qué parte de la ola te encuentras?

images

¿Y tu empresa?

images

REVOLCADOS

images

Es curioso, pero muchas personas, empresas, ciudades y países que hoy están revolcados fueron en su momento muy exitosos; si hay algo que castiga la ola es la soberbia.

Cuando decimos: “¡Qué chingones somos, nadie puede con nosotros!”, estamos listos para ser revolcados, y si no que le pregunten a doña Kodak, que cuando era súper exitosa no quiso cambiar, se durmió en sus laureles, la ola la arrolló y la revolcada fue tan dura que se murió.

No sólo a los negocios les afecta la velocidad de la ola; por ejemplo, resulta ser que la esperanza de vida en el año 4000 a.C. era de 20 años y hoy en día es de 67.2 y se especula que para el año 2030 será de 78.1 años en hombres y 85.3 en mujeres. Quiere decir que:

Cuando se estableció que el matrimonio
era para toda la vida, la gente vivía 20 años.

Y si la tendencia sigue así, más que bodas de plata u oro, nuestros nietos tendrán bodas de uranio o plutonio.