Loading...

EL LIBRO DEL CáNCER DE MAMA

Gerardo Castorena  

5


Fragmento

Nunca se me va a olvidar la historia de dos buenas amigas: Carmen y Marcela. Un día, las dos amigas vinieron juntas a mi consulta. Carmen vino, en realidad, acompañando a Marcela. Marcela estaba muy nerviosa porque en su familia había muchos antecedentes de cáncer. Por tal motivo, le pidió a Carmen que la acompañara al oncólogo especialista en enfermedades mamarias (también llamado mastólogo). El miedo de Marcela era recibir alguna mala noticia respecto a sus estudios. Sin embargo, resultó que Marcela estaba perfecta, pero los estudios de Carmen arrojaron resultados que me llamaron la atención y decidí investigar más. Sí, efectivamente, se trataba de cáncer. Ante ello, la sorpresa de Carmen fue tan grande que me miró fijamente y dijo: "¿Por qué?, si en mi familia no hay cáncer".

El caso de Carmen es muy común, debido a que no es necesario que los familiares hayan padecido cáncer para ser más propensos a esta enfermedad. Hoy en día nos enteramos de muchos casos de cáncer a nuestro alrededor. ¿A qué se debe? ¿Por qué hace 50 años los casos eran raros? Por lo menos en la gente cercana. ¡Ahora es tan común!

Seguramente te has preguntado varias veces: ¿por qué hay tanto cáncer?, ¿de dónde viene?, ¿qué lo provoca?, ¿me va a dar a mí? Todas estas dudas están en la mente de muchas personas, y las respuestas no son del todo claras. En plena era de la información, parece existir mayor confusión que nunca. Hoy nos desenvolvemos socialmente como grandes expertos en múltiples temas de los cuales, honestamente, no tenemos ni idea. Un pequeño párrafo leído o escuchado en algún medio de difusión parece que nos convierte en personas "expertas" y nos da permiso social par

Recibe antes que nadie historias como ésta