Loading...

ERES VIBRACIóN

Robyn Openshaw  

0


Fragmento

Introducción

* * * * * * * * * * * * * * *

El gran descubrimiento vibracional

¿Quieres conocer los secretos del universo?

Lo digo en serio. ¿Quieres?

Hay un campo de fuerza a tu alrededor. Y puedes sentirlo.

Albert Einstein dijo: “Todo en la vida es vibración”. Cada átomo en cada molécula oscila y está en movimiento y se puede medir espectroscópicamente.

En la época de Einstein aún no se podían medir los campos eléctricos alrededor de una cosa viva. Ahora es posible. ¡De hecho, la ciencia puede medir el fuerte efecto en tus ondas cerebrales de las frecuencias que mi corazón emite si estoy dentro de tu campo energético!

Y hay otros campos de energía sutiles de los cuales la ciencia puede medir su efecto, pero aún no puede precisar ni “ver”.

Incluso los pensamientos, sentimientos y otros intangibles son simplemente energías.

Recibe antes que nadie historias como ésta

Cuando comencé a leer acerca de las frecuencias energéticas hace varios años, me cautivó y comencé a investigar, entusiasmada con las posibilidades de este concepto de organización perfecta para medir literalmente todo lo que comemos, pensamos, hacemos, sentimos y decimos.

Los pensamientos en los que nos enfocamos, las formas en que reaccionamos a los factores estresantes en nuestro trabajo y nuestra vida en general, los alimentos que comemos y las sustancias que utilizamos para tratar los síntomas, todos tienen un efecto mensurable y demostrable en nuestras energías eléctrica y electromagnética, o “vibración”.

Estas elecciones afectan nuestra vibración, que a su vez define el tipo de día que tenemos, la calidad de nuestro trabajo profesional e incluso la riqueza de nuestras relaciones y la cantidad y calidad de amor que tenemos para ofrecer a los demás.

Incluso, suavizar nuestras vibraciones sana el sistema inmunológico, despeja la mente, aumenta las hormonas reductoras del estrés —como la deshidroepiandrosterona (DHEA)— y disminuye las hormonas de alto estrés como el cortisol, según lo documentado por los estudios en el HeartMath Institute.

Todos deberían entender cómo elevar su vibración. Pero mientras muchos han escuchado vagas referencias al concepto, muy pocos saben lo que eso significa o cómo hacerlo.

En este libro te mostraré cómo las vibraciones de metabolizar tus emociones —la música cuidadosamente elegida, la luz, el agua, las palabras y otras personas, los exteriores, y las sustancias medicinales a base de plantas y los alimentos a base de plantas— pueden cambiar por completo las energías de tu vida. En pocas palabras, tus pequeñas elecciones diarias están afectando si vives en una frecuencia elevada o si experimentas oscilaciones crónicas.

La vibración es una tendencia: piensa en la frecuencia con la que alguien se refiere a si le gusta la “vibra” de alguien o si dice que está “resonando” o “vibrando” con una idea que se le presenta. Pero la mayoría de nosotros usa este vocabulario con poco conocimiento de su origen o su poder en nuestra vida. Creo que podemos cambiar el mundo con nuestro entendimiento y uso de él.

La “vibración” tiene sus raíces en los descubrimientos del gran científico serbio Nikola Tesla. Durante su vida, Tesla obtuvo unas 300 patentes en todo el mundo y descubrió que absolutamente todo tiene frecuencia eléctrica o energía vibratoria.

Tengo un Tesla Model S de color rojo cereza en mi garaje, no sólo porque me he vuelto loca sobre todo lo relacionado con este héroe mío, Nikola Tesla, y su homólogo moderno, Elon Musk, y no sólo porque el coche es rápido y sexy, sino también porque los autos eléctricos son un sueño para muchos de nosotros que imaginamos una vida sostenible en la Tierra para nuestros nietos.

Quiero disminuir mi huella de carbono y también ser parte del aumento en la vibración del planeta, empezando por ayudarte en este momento, hoy.

El visionario Elon Musk dio crédito donde merecía el crédito y no le puso al coche Musk. Lo nombró así por un hombre que pasó toda su vida persiguiendo energía, comenzando con un largo viaje a través del océano en un barco, donde le robaron todo menos dos monedas de un centavo que traía en el bolsillo.

Antes de llegar a suelo estadounidense, Tesla soñaba con canalizar las Cataratas del Niágara en busca de energía, a pesar de que nunca había estado en este continente ni había visto las grandes cascadas. (Curiosamente, otros dirían más tarde que las Cataratas del Niágara son el único lugar en la Tierra que llena todo el espectro: sonido, luz, agua.) Logró eso convirtiendo las cataratas en una fuente de energía para las necesidades humanas, a una década de llegar a Estados Unidos.

Como tantos otros genios científicos, era mejor innovando de lo que era negociando, y nunca logró una compensación económica significativa por los sorprendentes descubrimientos con los que otros hicieron millones.

Uno de los hallazgos más sorprendentes de su vida fue el hecho de que toda la materia tiene energía vibratoria o frecuencia eléctrica. Es decir, todos somos seres eléctricos, compuestos de células que vibran rápidamente. Cada átomo en el universo oscila a diferentes velocidades.

Muchas personas, supongo, están vagamente familiarizadas con este concepto. Después de todo, hay algunas canciones en la cultura popular al respecto. Para probarlo, les pregunté a mis seguidores de Facebook en la página de Green Smoothie Girl: “¿Qué significa la vibración alta para ti?”

Éstas son algunas de las respuestas que obtuve:

“¿Tiene algo que ver con nuestra frecuencia?” (Angela S.) “Significa tu vibración de energía en conexión con el universo” (Cindy H.) “Marky Mark and the Funky Bunch: ‘It’s such a good vibration! Such a sweet sensation!’ ” (¡Es una buena vibración! ¡Una sensación muy dulce!) (Laura J.) “Todo tiene una frecuencia vibratoria. Los alimentos más saludables tienen las frecuencias más altas.” (Kathy S.) “¿Sentarme en mi ‘masajeador personal’?” (Shirley K.) “¿Mucho movimiento?” (Lauren B.) “¿Alguien que puede enviar buenas vibraciones a las personas alrededor de ellos? Ni idea.” (Toni H.) “Aprovechar la energía proporcionada al comer alimentos vivos, aire limpio, agua limpia ¡y sol!” (Patricia S.) “Significa poderosas vibraciones de un terremoto: temblores y sacudidas.” (Stephanie K.)

Independientemente de si las personas tienen la más mínima noción acerca de qué es la “vibración”, no saben qué poderosas implicaciones tiene esto para todas sus elecciones, todos los días:

Qué alimentos comes Cuánta agua bebes (y qué hay en esa agua) Las medicinas que tomas cuando te sientes mal En qué piensas mientras estás en el coche o bañándote Qué palabras eliges al expresarte En qué emociones te enfocas y qué haces con ellas una vez que las sientes Cuál es tu riesgo de enfermedad Cómo te sientes en un momento dado Cuál es tu posibilidad de felicidad Lo que estás atrayendo, en términos de otras personas, oportunidades y eventos

Eso, en resumen, es el poder de la vibración. Aprenderás en estas páginas sobre lo que llamaré tu coeficiente vibracional, o CVi, que es nada menos que tu medidor de salud y felicidad. Aprenderemos qué es, por qué es importante y cómo aumentar radicalmente tu propio CVi para la calidad de vida que quizá has soñado pero que nunca has sabido cómo lograr.

Voy a compartir un cuestionario contigo, para que sepas en qué punto estás empezando. Donde sea que estés ahora, ¡hay muchas posibilidades de aumentar tu CVi dramáticamente para cuando hayamos terminado!

Todo en el campo del bienestar, e incluso del crecimiento personal, puede y debe girar en torno al concepto básico y fácil de entender de que cada cosa que elegimos comer —y todo lo que elegimos pensar, sentir y hacer— disminuye o aumenta nuestra vibración.

Y esto hace toda la diferencia en si podemos lograr nuestro destino en este planeta.

La velocidad y el tono de tu propia vibración determinan el nivel de tu creatividad, tu salud física y emocional e incluso tu capacidad de amar. Por lo tanto, elevar tu vibración es la clave para superar las circunstancias ¡y lograr una vida más allá de tus sueños más locos!

Lo sé porque lo he aprendido, lo he utilizado y lo he logrado. Compartiré el lugar devastado y bajo desde el que comencé, y lo que ocurrió cuando realicé cada paso que exploraremos a lo largo del camino.

La frecuencia no es sólo un concepto científico abstracto. Está muy bien documentado en el campo de la física, en parte debido al advenimiento del microscopio electrónico, que nos permite estudiar partículas subatómicas en movimiento o energías.

Examinar las vibraciones y las energías tiene implicaciones poderosas y masivas para el logro de un ser humano durante su vida: implicaciones, de hecho, para la viabilidad futura de la especie humana en general.

Viviendo a una frecuencia consistentemente alta y fuerte, eventualmente estás logrando tu propio propósito divino, eres capaz de un código moral más elevado, y el yo o ego se vuelve menos importante que el propósito y la conexión y honra a cada ser vivo.

Vivir a 528 hercios (Hz), de hecho —la frecuencia del amor, de las cosas verdes, del núcleo del universo— es lo más cercano al Santo Grial, o el último estado humano del ser al que podamos llegar.

Estoy muy sintonizada con las frecuencias altas y bajas; frecuencias caóticas y fracturadas, y frecuencias fuertes y constantes, y tú también puedes estarlo. Probablemente estés más sintonizado de lo que crees. ¿Alguna vez has entrado en una habitación, y aunque las dos personas que están dentro no hablan, puedes asegurar por la carga en la sala que acaban de tener una discusión?

Seguramente has tenido la sensación cuando interactúas con alguien y simplemente no te cansas de esa persona, te encuentras frecuentándola, pidiendo su opinión e invitándola a tu casa. Y has tenido la experiencia opuesta, no soportas estar con alguien debido a sus frecuencias energéticas disonantes.

Sólo por esa razón querrás sintonizar cómo todos respondemos a las frecuencias. Si las personas con frecuencia elevada en este planeta pueden sentir la tuya, decodificarla y decidir sin siquiera pensar si quieren trabajar contigo o no, bueno, todos deberíamos prestar atención.

Esto ahora se puede medir con dispositivos electrónicos como el electrocardiógrafo, que produce un ECG (electrocardiograma) y puede mostrar el impacto en las ondas del corazón o en las ondas cerebrales cuando alguien en tu campo energético, tocándote o incluso a unos pocos centímetros de ti, emite vibraciones que conllevan emociones como la gratitud, la lujuria, la ira, la compasión o la vergüenza. Cada uno tiene una vibración específica.

Déjame mostrarte gráficamente cuán potentes pueden ser las frecuencias. La imagen de la siguiente página muestra dos electrocardiogramas, que cubren 200 segundos cada uno, de una persona que experimenta enojo (arriba) y una persona que experimenta gratitud profunda (abajo).

Ni siquiera tengo que usar palabras para explicar estas gráficas, simplemente observándolas, puedes saber cuál de estas dos instantáneas de 200 segundos de frecuencias se siente maravillosa y cuál se siente horrible.

Te enseñaré cómo “sintonizar” y cómo pasar de esas frecuencias terribles a las bellas.

Sabemos por el color, la luz, las palabras, el agua, la música, la medicina y la ciencia que la vibración es real y que tiene todo que ver con tu salud, y más con tu felicidad.

El desarrollo de esta valiosa intuición y conciencia energética hará que tus relaciones sean más sólidas, más honestas y más gratificantes. Mejorará tu capacidad para realizar cualquier tipo de trabajo profesional y para comunicarte con más claridad y poder.

Los principios que aprenderás aquí tienen el poder de literalmente hacer vibrar las toxinas de tus células, permitiendo que absorban la nutrición de manera más eficiente y se curen y se vuelvan más resistentes a las enfermedades.

De hecho, lo que aprenderás aquí es la c ...