Loading...

ESCRIBIENDO LA NUEVA HISTORIA

Laura Esquivel  

0


Fragmento

PRIMERA SESIÓN

¿Quién anda contando mi historia?

La historia no es un accidente, es una opción.

BAYARD RUSTIN.

A todos los seres humanos nos gusta escuchar historias. Mucho más durante la infancia. Los niños pueden oír el mismo cuento una y otra vez a pesar de que saben perfectamente hacia dónde va el relato y de ninguna manera permiten que se modifique el final. Estar al tanto de lo que les va a suceder a los personajes de los cuentos les proporciona seguridad, ya que les garantiza que el futuro no es misterioso ni impredecible ni atemorizador. Les gusta saber que el héroe sale vencedor. Que los malos recibirán un castigo y que el orden se reestablecerá.

Al crecer nos damos cuenta de que así no funcionan las cosas. El mundo es impredecible. Ninguno de nosotros puede asegurar lo que va a pasar el día siguiente y constantemente sentimos que no somos dueños de nuestro destino. Tal vez por eso en momentos de crisis buscamos desesperadamente una salida, una solución, un camino marcado, como el que tenían los personajes de los cuentos que escuchamos en nuestra infancia. Un letrero. Una voz que diga: “Por aquí”. Algo o alguien que nos ayude, pues no vemos la solución a nuestros problemas. Sería bueno darnos cuenta de que, a diferencia de las narraciones infantiles en donde alguien decidió el destino de los protagonistas, nosotros sí tenemos voz y voto en nuestra historia personal, familiar, nacional.

Los que escriben la historia de los pueblos son sus habitantes. Que no estemos conscientes de ello, que lo hayamos olvidado o que nos hayan convencido de que no podemos cambiar el curso de los acontecimientos es otra cosa. El hecho es que somos nosotros y nadie más los que vamos escribiendo nuestra historia.

En este momento casi los p

Recibe antes que nadie historias como ésta