Loading...

GASOLINA

Daniel Espartaco  

0


Fragmento

Ser escritor joven es como un noviciado que dura de los 20 a los 35 años y, entre otras cosas, en los congresos de literatura tienes que compartir la habitación con otro escritor de alguna ciudad de provincia, como tú, autor de uno o dos libros, como tú, y es costumbre aceptada que éste te regale sus opúsculos dedicados con letra ilegible (publicados por un instituto de cultura con el dinero de los contribuyentes) y tres meses después, cuando ya ni te acuerdes, te llame por teléfono para pedirte una opinión.

—Hola, ¿qué te pareció mi libro de poesía?

—¿Cuál libro?

—Páramo insomne, te lo di en el congreso pasado.

Como en esa ocasión, en el Puerto, mi compañero de cuarto era Wilson Carrera, un viejo conocido, ya sabía que nada más para come

Recibe antes que nadie historias como ésta