Loading...

LA LEY DEL AMOR

Laura Esquivel  

0


Fragmento

page04

La ley del amor

Primera edición digital: octubre de 2015

D. R. © 2011. Laura Esquivel

D. R. © 2015, derechos de edición para España y América Latina en lengua castellana:

Penguin Random House Grupo Editorial, S.A. de C.V.

Blvd. Miguel de Cervantes Saavedra núm. 301, 1er piso,

colonia Granada, delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520,

México, D.F.

www.megustaleer.com.mx

Adosaguas Contenidos Multiplataforma

Penguin Random House Grupo Editorial apoya la protección del copyright.

El copyright estimula la creatividad, defiende la diversidad en el ámbito de las ideas y el conocimiento,

promueve la libre expresión y favorece una cultura viva. Gracias por comprar una edición autorizada

de este libro y por respetar las leyes del Derecho de Autor y copyright. Al hacerlo está respaldando a

los autores y permitiendo que PRHGE continúe publicando libros para todos los lectores.

Queda prohibida bajo las sanciones establecidas por las leyes escanear, reproducir total o parcialmente

esta obra por cualquier medio o procedimiento así como la distribución de ejemplares

mediante alquiler o préstamo público sin previa autorización.

Si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra diríjase a CemPro

(Centro Mexicano de Protección y Fomento de los Derechos de Autor, http://www.cempro.org.mx)

ISBN: 978-607-113-033-4

page07

A Sandra

A Javier

page09

Instructivo

Como ya habrá notado, este libro viene acompañado de un compact disc*. Así es que si usted no dispone de un aparato para escuchar su compact disc, espero que al menos tenga a la mano una buena vecina o vecino, según sea el caso, para pedirle prestado su aparato y poder proceder a la utilización del libro.

Se preguntará también por qué demonios se me ocurrió esta idea. Procedo de inmediato a explicar mis razones.

En esta novela la música forma parte importante de la trama porque yo estoy convencida de que la música, aparte de provocar estados alterados de conciencia, tiene el poder de sacudirnos el alma favoreciendo con ello la remembranza. Por tanto, la música lleva a mis personajes a revivir partes importantes de sus vidas pasadas. Desde que ideé la novela quise que mis lectores vieran y escucharan lo mismo que mis protagonistas. La manera que encontré para lograrlo fue por medio de imágenes y sonidos específicos. En el libro se encontrará con partes en las que la narración se da a través del cómic, sin diálogo. En esas partes usted verá junto al texto un pequeño número que corresponde al de la pista del compact que se debe escuchar mientras se contemplan las imágenes.


*N. de E. Desde su edición original, en 1995, los ejemplares físicos de la novela vienen acompañados en un disco con la música que integra parte de la narración. En la presente edición digital, los tracks se encuentran integrados a este archivos electrónicos. Al final existe un enlace desde el cual podrán acceder a la lista de música.

page010

Instrucciones para escuchar

la música clásica

No puede haber unas instrucciones para todos, pues sé muy bien que no todo el mundo está familiarizado con el mismo tipo de música. Para empezar hay tres grandes categorías de público: los que aman la ópera, los que nunca en su vida han escuchado ópera y los que de plano detestan la ópera. En cada caso el procedimiento va a variar como a continuación se explica:

Para los que aman la ópera

Si usted se encuentra en esta categoría, de seguro no solo conoce muy bien la letra de las arias y los duetos sino que hasta se los sabe de memoria y los tararea en la regadera de vez en cuando. Usted puede ver sin problema las imágenes del cómic al mismo tiempo que escucha la música. Sin embargo, lo único que le pido es que se olvide por un momento de la historia a la que estas arias originalmente pertenecen. Por ejemplo, si escucha el dueto de amor de Madame Butterfly no lo relacione con el último montaje que vio en Bellas Artes o en la Metropolitan de Nueva York, según sea el caso, ni piense si en ese momento Butterfly estaba sentada en el piso y con Pinkerton sobre ella, o algo por el estilo. Solo preste atención a la música y relaciónela con las imágenes del cómic hasta que se le ponga toda la piel de gallina.

page011

Para los que nunca han escuchado ópera

Si se encuentra en esta categoría, es posible que usted nunca la haya escuchado porque pensaba que esa música era exclusivamente para gente snob, o porque nunca le llamó la atención o porque le molestan las voces agudas o porque cuando era niño nunca lo pusieron a escuchar este tipo de música o, de plano, porque no se le ha dado la gana hacerlo. Está bien. Lo respeto. Pero le aseguro que, tal y como me pasó a mí, después de escucharla por primera vez le puede gustar. El chiste es entrarle sin prejuicio. Olvídese del odiado vecino que la ponía a todo volumen los domingos por la mañana y le provocaba pesadillas. A usted le sugiero especialmente que primero escuche una o dos veces el aria o el dueto antes de ver el cómic; después que vea el cómic siguiendo la letra del aria y leyendo los subtítulos y, por último, que repita la operación tratando de que la música y la imagen sean una sola cosa.

Para los que de plano detestan la ópera

¿Qué les puedo decir? Sé que de entrada se van a resistir a escuchar el compact disc. Pero, para su consuelo, alternadamente con la ópera he incluido varios danzones que estoy segura van a ser de su agrado. Si esto no es suficiente para animarlos, por qué no piensan que están participando en un experimento nunca antes visto y que van a escuchar la música viendo las imágenes nada más para ver qué se siente o, si fueran ustedes creyentes, ¿por qué no ofrecen su sufrimiento a Dios o a favor de los niños desamparados? O, no sé, de seguro con un poco de  

page012

imaginación ustedes podrán encontrar buenas razones para escuchar la ópera, pero óiganla, no

Recibe antes que nadie historias como ésta