Loading...

OCTAVIO PAZ: UNA VUELTA A SU VIDA

Julio Scherer García  

0


Fragmento

En vísperas de sus 80 años, Octavio Paz hace relación y recuento de su pensamiento

18 de octubre de 1993

Inminente la aparición de sus obras completas en el Fondo de Cultura Económica y a medio camino entre los setenta y nueve y los ochenta años (los cumplirá en marzo), me acerqué a Octavio Paz. Director de Vuelta, le sugerí una vuelta a su vida. Antes de separarnos cruzamos unas frases a propósito de su departamento de tanto tiempo en Guadalquivir y Paseo de la Reforma, y ya en la puerta me dijo “De aquí al panteón de Dolores”.

Habíamos hablado de la sucesión presidencial y las versiones que crecen, pero no se multiplican, acerca del último capítulo del enigma. Parece que Salinas optará entre su hijo, Colosio, y su hermano, Camacho, y cualquiera que sea su decisión alterará sin remedio relaciones entrañables. Será el principio de otra vida para el presidente, a la que agregará una más al desprenderse de la banda con el águila y la serpiente bordados en oro. Tendrá entonces 46 años.

Su edad y la del poeta, que casi la dobla, me llamaron la atención:

—¿Conservan las pasiones de la vejez el ardor de la juventud? —indagué.

—Las pasiones de la vejez son terribles, más fuertes que las de la juventud —respondió Paz.

—No dejan de sorprenderme las paradojas de la vida como si fueran una sola y enorme contradicción. Lo

Recibe antes que nadie historias como ésta