Loading...

PRESIDENCIA COMPRADA

Jesús Ramírez Cuevas  

0


Fragmento

Una campaña desigual

La disputa por la Presidencia de la República en 2012 comenzó años atrás. En 2005 el PRI y Televisa firmaron un acuerdo para convertir a Enrique Peña Nieto en figura pública y hacerlo candidato presidencial. Los estrategas apostaron a la influencia y al poder de la televisora para imponer al presidente de México.

Con una campaña mediática que duró siete años, Peña Nieto fue elegido sin problemas candidato de la Coalición Compromiso por México, integrada por el PRI y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Enfrentó a Andrés Manuel López Obrador, el principal líder social y político del país, postulado por los partidos de la izquierda (Partido de la Revolución Democrática, PRD; Partido del Trabajo, PT; y Movimiento Ciudadano, MC); y a Josefina Vázquez Mota, del Partido Acción Nacional (PAN). Gabriel Quadri, candidato del Partido Nueva Alianza, fue promovido por Elba Esther Gordillo, líder sindical de los maestros desde hace casi 30 años.

En diciembre de 2011 Peña Nieto tuvo su primer tropiezo cuando no supo decir los tres libros que marcaron su vida (“La verdad es que no me gusta leer”, le confesó al panista Manuel E

Recibe antes que nadie historias como ésta