Loading...

RUNNERS

Clara Oceja  

0


Fragmento

PRÓLOGO

El fútbol y la política son temas estelares de cualquier charla en la Argentina. Ya sea en reuniones familiares o en encuentros de trabajo, apenas mencionar uno de esos puntos genera un debate extenso, pasional, sesudo o banal, que incluso puede convertirse en disparador de diferencias irreconciliables entre dos o más personas. Siempre en agenda, los dos influyen en los estados de ánimo de muchos ciudadanos. Aunque con diferencias. Una mala resolución del delantero del club favorito modifica un resultado deportivo; una decisión equivocada de un dirigente altera el rumbo económico y social de un país entero.

No resulta novedoso que los gobiernos utilicen el deporte como área estratégica de gestión y los medios como puente necesario para difundir el mensaje que pretenden instalar en la ciudadanía. Los ejemplos son muchos. En el siglo XX, este fenómeno se vio tanto en la Rusia comunista como en la Alemania nazi, en ambos casos sin discreción y con resultados trágicos; el castrismo en Cuba, el franquismo en

Recibe antes que nadie historias como ésta