Loading...

SECRETO 1929 (SERIE SECRETO 2)

Leopoldo Mendívil López  

0


Fragmento

Para los 1 200 millones de católicos, los 600 millones de protestantes
y anglicanos, los 274 millones de ortodoxos, los 18 millones de judíos,
los 1 600 millones de islámicos, los 800 millones de shenistas y budistas
del mundo, y para todos los demás millones de seres humanos que
tienen el derecho a creer y que defienden la libertad

Para los priistas de esta nueva era, para que sea nueva

Para los masones buenos

Para los 1.5 millones de mexicanos que murieron como consecuencia
de una revolución que no fue planeada en México,
donde quiera que estén. Para los mexicanos de hoy, para que
comiencen —comencemos— el Proyecto del México Futuro

Para mi amadísima madre Paty López G., mi amadísima princesa
Azucena, mis increíbles y maravillosas hermanas,
mi admiradísimo padre y mi querido tío Ramón

image1

Para la mamá más preciosa del mundo, Patricia López Guerrero†. A donde vayas, siempre. Foto: archivo del autor.

Advertencia

La Orden de los Templarios no desapareció en octubre de 1307. Los sobrevivientes de la masacre del viernes 13 de octubre, perpetrada por el rey francés Felipe IV, se reagruparon bajo el nombre de la Orden Militar de Cristo, cuya sede se encuentra actualmente en Portugal. A ella pertenecieron los grandes exploradores portugueses Enrique el Navegante y Fernando de Magallanes. La orden continúa hasta nuestros días.

Como ellos, los Caballeros de Colón (Knights of Columbus) son una fraternidad global. Fundada en 1882 en Connecticut, Estados Unidos, entre sus miembros figuraron el presidente John F. Kennedy y estrellas del deporte como Vince Lombardi y Babe Ruth, así como personajes esenciales de Secreto 1929.

Los masones, contra la idea generalmente divulgada, no proceden de los templarios. Su origen es un misterio aún más oscuro que por fin verá la luz. A las órdenes masónicas pertenecieron personajes que aparecen en esta novela, como Winston Churchill, el presidente norteamericano Warren Harding y los presidentes mexicanos Plutarco Elías Calles, Emilio Portes Gil y Pascual Ortiz Rubio.

El núcleo de la red masónica mundial permaneció oculto —incluso para la mayoría de los masones del mundo— hasta el día de hoy. Su existencia misma fue el secr

Recibe antes que nadie historias como ésta