Loading...

SHO-SHAN Y LA DAMA OSCURA (SHO-SHAN Y LA DAMA OSCURA 1)

Eve Gil  

0


Fragmento

Mi hermanita tenía cuatro años cuando mató a su mejor amigo.

Al fin pude decirlo. Escribirlo más bien. La verdad oficial. No es que alguien me lo prohibiera. Yo misma me hice el propósito de no mencionarlo y hacer de cuenta que nada había sucedido, que todo había sido producto de un anime, que es lo que los niños de todo el mundo creen. No por el hecho en sí —estaba convencida de que una niña como Lu no podía haber matado a un niño algo más pequeño, como no fuera por accidente—, sino por lo que había producido en nuestra existencia, quiero decir, la mía y la de mi familia: llanto, desesperación, locura, violencia, división… duelo… muerte…

Ocurrió hace diez años. Yo tenía once y soñaba con ser esto que soy: una mangaka, es decir, una creadora de mangas y animes. La más joven de la historia y una de las pocas extranjeras (sólo somos dos: un italiano de nombre Francesco Bellisimo y yo). Mexicana con apariencia de china y pseudónimo japonés: Murasaki Fujita. De las pocas mujeres que no hacen princesas ni huerfanitas sino maho-shojo, es decir, historias de chicas súper poderosas de una crueldad extrema. Soy autora de una de las series más amadas por todos los niños, la de mayor rating en Fuji TV y en el horario “difícil” de Cartoon Network: Sho-Shan Z. Además soy creadora del personaje del mismo nombre, una niñita de cuatro años catalogada como criminal a la que se pretende encerrar en una prisión de máxima seguridad apenas alcance la mayoría de edad y cuya madre, dulcísima mujer de nombre Dama, es sospechosa de terrorismo. Mi creación debe haber llegado ya hasta Lu, aunque no haya comentado nada hasta hoy. Sin duda se habrá visto en la niñita con súper poderes heredados de una madre convencida de su humanidad aunque las evidencias demuestren lo contrario.

Recibe antes que nadie historias como ésta

Image

Sho-Shan tiene una hermana mayor de nombre Murasaki que sufre pesadillas en las que recobra retazos del pasado de su madre; éstas le transmiten una energía a la que teme pero que tendrá que asumir para salvar las vidas de su hermanita y de su mamá. El único personaje estable es el padre, el doctor Rintaro Mori, un médico inocente y algo neurótico que no intuye ni por asomo lo que ocurre con su tierna familia. Es idéntico al mío pero con nombr ...