Loading...

EL HáBITO DEL LOGRO

Bernard Roth  

0


Fragmento

INTRODUCCIÓN:
GATOS DE OJOS AMARILLOS

La idea de Paddy no era la más atrevida de la clase.

Si lo conocieras por primera vez, pensarías que viene de un contexto militar por su postura: estoico y un poco intimidante. De los siete a los dieciocho años estuvo en un internado en Irlanda del Norte y después se unió a la marina, donde sirvió diez años.

La vida civil le daba miedo, y después de dejar la milicia rápido buscó la seguridad de un empleo dentro de una gran compañía con un horario riguroso. Era periodista, así que viajaba por el mundo, encontrando trabajos en lugares como la BBC y CNBC. “Soy algo así como un hombre de empresa”, me diría después.

Cuando lo conocí estaba en la Universidad de Stanford con una beca de un año en periodismo. Tomaba una de mis clases, “El diseñador en sociedad” (The Designer in Society), la cual alienta a los estudiantes a examinar y tomar control de sus vidas. He sido profesor de ingeniería en Stanford durante cincuenta y dos años. A lo largo del camino, conocí muchos ingenieros que alguna vez soñaron con iniciar su propia compañía, en vez de eso terminaron trabajando en alguna empresa en Silicon Valley y nunca dieron ese gran paso para convertir sus sueños en realidad. Sólo un pequeño porcentaje siguió adelante, haciendo lo que quería de su vida, y yo esperaba encontrar algo para cambiar eso. Tener talento y buenas ideas sólo es una parte de la ecuación. El siguiente paso (el más difícil) es el hacer, el tomar la responsabilidad de diseñar el éxito en tu propia vida.

En 1969, fundé mi clase “El diseñador en sociedad” como una manera de alentar a los estudiantes a pensar de forma diferente sobre cómo lograr metas en su vida. También lo hice para evitar que pensaran con tristeza en las posibilidades y comenzaran a actuar.1 Mientras desarrollaba el curso, usé principios que ahora llamamos “pensamiento de diseño” o “design thinking” (un gran concepto que abarcaremos después), así como una serie de ideas y ejercicios muy útiles para ayudar a atravesar los muros que nosotros mismos levantamos.

La idea central del curso es un proyecto a largo plazo que cada quien selecciona: los estudiantes deben realizar algo que siempre hayan querido y nunca lo hayan hecho o lidiar con algo que represente un problema en sus vidas. Me dispongo a discutir sus decisiones y enfatizo que es su proyecto, que lo deben hacer por ellos, no por mí. A fin de cuentas, ellos eligen en qué proyecto trabajar. Yo no decido si tienen la habilidad suficiente o no, sólo evalúo el hecho de empezar a hacer lo que dicen que harán. Si lo terminan, pasan. Si no, reprueban.

Una de las lecciones más importantes que aprenden los alumnos es ser honestos con ellos mismos, en verdad honestos. Mientras más consciente estés, más feliz serás, y al entender mejor tus motivaciones e identidad puedes investigar cómo diseñar tu vida para estar más satisfecho y pleno.

Paddy profundizó mucho y se dio cuenta de que, a pesar de prosperar en cada institución donde estuvo, nunca había sido feliz en realidad. En parte se debía a que tenía una relación conflictiva con la autoridad y con las organizaciones de las que formó parte. Buscó eso porque era lo único que conocía, al final se resintió y rebeló contra esa vida porque quería algo que fuera más satisfactorio. Cuando reconoció y aceptó este hecho, fue capaz de usar este conocimiento.

Recibe antes que nadie historias como ésta